lunes, 30 de diciembre de 2013

DONDE LAS PUERTAS DEL INFIERNO NO PREVALECEN



DONDE LAS PUERTAS DEL INFIERNO NO PREVALECEN

 Las almas se equivocan respecto de lo que es la Victoria del Señor, no consiste en que viene a aplastar, someter, destruir, aniquilar, humillar y vencer a sus enemigos haciéndolos desaparecer de la faz de la tierra.

 La Victoria del Señor consiste en Revelarse, donde Dios se Ha Revelado, Ya Ha Ganado, porque ahí es que ya volvió.

 La derrota del Señor, consecuentemente, consiste en que no se revele, en que las almas inventen por sí mismas o guiadas por satanás y los suyos, lo que es Dios o lo que supuestamente Él dice, hace o quiere.

 En las religiones Dios esta derrotado porque esta reemplazado, fue desplazado y sustituido, satanás y sus representantes se sientan en tronos de egolatría diciéndose perfectos y haciéndose adorar.

 Como no se permite Su Revelación, no se acepta Su Presencia, entonces, las religiones no tienen a Dios, carecen de Dios, solo tienen un inmenso  abominable vacío, una repulsiva desolación.

 La Victoria del Señor se cumple en las almas que desean tenerlo verdaderamente, que lo buscan y que quieren encontrarlo-tenerlo-obedecerlo-seguirlo.

 Si Dios encuentra tales quereres, tales predisposiciones en las almas, se da-ofrece, se Dona y Revela, entonces, esas almas lo tienen y es ahí donde El Señor Vuelve, donde obtiene Su Victoria, donde Vive El Señor y donde las puertas del infierno no prevalecen.

 En las religiones El Señor fue vencido, se ha apagado la Revelación, pero eso no impide Que Dios Se Revele a almas particularmente, es mas, así debe ser y es así como ocurre la Segunda Venida del Señor, por ello es que las almas no deben compartir el pecado de esta generación, de las religiones sin Dios, no deben impedir la revelación del Señor, al contrario, deben buscarla porque es El Pan Diario.

 Los verdaderos fanáticos con aquellos que se rinden culto a sí mismos, a su imagen-personalidad, que e niegan a ver la verdad mas que evidente y que se esfuerzan por creer como verdad la mentira, aquellos que odian la Revelación de Dios.

Leer:




satanás SENTADO EN EL TRONO DE SAN PEDRO



satanás SENTADO EN EL TRONO DE SAN PEDRO

 Hoy en día las almas se presentan en el mundo como si estuviesen muy seguras de sí mismas, aparentan perfección y mientras tales cosas realizan, están tratando de ocultar el vacío y la desolación en que se hunden-autodestruyen.

 Niegan la realidad, se esfuerzan por ocultarla, son como los fariseos y maestros de la ley de antaño, solo se dedican a las apariencias, demostrando de esta manera que se han convertido en superficiales miedosas.

 Dedicarse a las apariencias, lo superficial, es signo de miedo, debilidad, preocupación, de falta de fe, de real olvido y negación de Dios.

 Por ello es que hasta hay líderes religiosos adorados como si de dioses se tratase que solo se ocupan de lo terreno, vanidoso, superficial y aparente, por ejemplo en la iglesia católica, donde pareciera que religión es enterrarse en el mundo, dedicarse al mundo mientras se le rinde culto a la imagen-apariencia-personalidad.

 Todo es vanidad, superficialidad, apariencia, fingimiento, culto a la imagen-personalidad, simplemente porque las almas se han vuelto vanas, inútiles, superficiales y aparentes.

 El problema es que se aman a sí mas que a Dios, entonces, ese desamor que tienen para con Dios se evidencia en sus obras inútiles, en sus esfuerzos por lograr ser amadas, adoradas, servidas, obedecidas, tomadas en cuenta, etc.

 Vanidad es preocuparse por sí, vanidad aplicada, ejercitada, cultivada, es dedicarse a sí mismo, y esto es lo que hay en las almas tanto del mundo como de las religiones en el fin del mundo, en el fin de los tiempos, en esta época abominable de desolación, ausencia de Dios, negación de Él y abierta y oculta rebeldía contra Su Voluntad.

 Prima, prevalece, el miedo, la preocupación por sí las almas se adoran a sí mismas y no hacen otra cosa mas que pensar en sí, dedicarse a sí, o peor, a esa imagen-apariencia-personalidad, a la piel de oveja que usan para lograr ser amadas, adoradas y no despreciadas.

 Envueltas las almas en vanidades, terminan por ser arriadas por el adversario, satanás, el que también se disfraza de oveja para ser adorado, el que puede entrar en un alma como lo hizo en judas para conseguir la muerte del Señor.

 Ahí es que lo tenemos a satanás sentado en el trono de pedro, escupiendo el veneno de sus mentiras y seducciones para engañar y acabar de seducir al mundo entero.

Leer:







Revelación pública y privada:

¿Por qué no Vuelve El Señor?

SE DROGAN CON EL VENENO DEL ADVERSARIO



SE DROGAN CON EL VENENO DEL ADVERSARIO

 Hemos llegado a la hora del fanatismo cristiano, del fundamentalismo cristiano, porque la Fe fue abandonada, a Dios no se le presta atención, no se lo ama ni se lo obedece, solo obras terrenas, mundanas e infernales fermentan entre aquellos que se dicen cristianos.

 Se insulta el Nombre del Señor con las abominaciones que han llegado a realizarse, tanto mas aun con las que vendrán, la Fe completamente anulada, revientan las almas de fanatismo irracional-sentimental.

 Todo es superficialidad y sentimentalismo, las almas que han elegido no prestar atención a Dios mientras se llenan la boca hablando de Él todo el tiempo, se han convertido en histéricas súper-sensibles, desamoradas que se preocupan con histeria infernal por sí mismas.

 En su invalidez espiritual voluntaria se vuelven fanáticas, adoran a sus líderes, los idolatran, les rinden culto cumpliéndose lo que dice el Apocalipsis, adoran a la imagen de la bestia.

 Es irremediable, las almas que no renunciaron a si mismas, que no eligieron a Dios, que no aceparon su corrección, quedaron sin su Espíritu, se llenaron de vacío y desolación, explotan ahora de amor propio.

 Llenas de amor propio se han vuelto delirantes, perdieron la noción de la realidad permanecen encerradas en su enajenación y están totalmente perdidas en esa fantasía que adoran como realidad.

 Como idiotas cobardes se esfuerzan por mentirse y por convencerse, realizan un esfuerzo real por negar la realidad, no ver la verdad, y esto se debe a que tienen miedo, huyen de la realidad que contemplan desde el agujero de su abismo, la que los aterroriza y solo los empuja a que se entierren aun mas en sí.

 Este enterrarse en sí consiste en que no ven mas que lo que quieren ver, le vuelven la espala a la realidad para mirar a pantalla de la fantasía en la que representan la realidad que quieren creer-ver.

 Cuanto mas miedo sienten, mas se mienten, mas cierran los ojos, menos observan la realidad y mas se apegan a la mentira, realmente se están drogando con el veneno de satanás, con la mentira a la que se apegan, aquella por la que se evaden de la realidad.

Leer:


¿CÓMO DETERMINA EL ORGULLO LA VOLUNTAD?:




APOSTASÍA, IMAGEN, ANTICRISTO, DESOLADOR Y LOS DOS TESTIGOS: http://jorgelojo12.blogspot.com.ar/2013/12/1700-apostasia-imagen-anticristo.html


IDENTIDAD-IMAGEN-PERSONALIDAD (3 reflexiones):


ESCLAVAS MENTIROSAS



ESCLAVAS MENTIROSAS

 Las almas que han rechazado la verdad, que han impedido la Revelación, ahora se encuentran a solas en el vacío y la desolación, hundidas, encerradas y perdidas en el abismo de su egolatría narcisista infernal.

 Padecen el vacío que se han provocado, la ausencia de Dios que generaron, el infierno de ausencia de Dios que construyeron, un real sepulcro en vida. Están encapsuladas, encerradas, atrapadas, retenidas por su propio miedo.

 No saben, no ven ni les interesa nada, solo miran, contemplan y consideran su miserable y egoísta existencia, obtusamente solo y siempre piensan en sí hasta el hartazgo.

 Ahí tienen miedo, sienten el vacío, la ausencia de Dios, padecen el abismo de la gran desolación, se llenan de preocupación, angustia, quedan anegadas en la tristeza y melancolía.

 Ahogadas, sofocadas y consumidas por la preocupación, recurren desesperadas a satanás mismo, a buscar la droga con la que acallar su miedo y liberarse de la preocupación, es decir, consumen el veneno de la mentira.

 Ahí es donde se mienten-engañan a sí mismas y se esfuerzan por creerse esas mentiras, por suponer que es realidad lo que en principio supieron que era mentira pero que se esfuerzan por no recordar mas que lo que desean creer.

 Se disciplinan a sí mismas las almas, se lavan el cerebro a sí, desdibujan la realidad, inventan recuerdos y se encierran en la fantasía. Es como si satanás pudiese representarles delante de los ojos una realidad virtual.

 Puede el adversario engañar a las almas de esta manera y tenerlas dominadas, controladas y dependientes porque éstas tienen miedo, porque no hacen nada bueno para librarse de éste, al contrario, hacen todo lo contrario para continuar siendo esclavas.

 Se liberarían del miedo las almas si buscasen a Dios y lo obedecieran, pero obran al revés, se olvidan de Él, lo niegan, reniegan y se hunden en sí mismas, se encierran en sus caprichos y evaden en sus delirios.

 Inventan una fantasía y se esfuerzan por verla, por contemplarla y creerla, se han evadido de la realidad suponiendo que así se escapan-liberan del miedo, pero el miedo lo continúan sintiendo porque es fruto del vacío y la desolación.

 Sintiendo miedo recurren a la mentira, se someten a satanás y lo admiten en su vida, le dan poder de disposición y ésta se comporta como dueño. Al final terminan siendo esclavas dependientes de las mentiras y engaños de satanás que se esfuerzan por creer porque suponen que de esta manera se liberan del miedo.

 No ven ni quieren ver que recurriendo al veneno de la mentira, se drogan, evaden, niegan la realidad y se entierran en la fantasía, condenándose a ser eternamente dependientes de las mentiras y a permanecer enterradas en el abismo de egolatría narcisista infernal donde ya se sepultan desde ahora.

 Con las mentiras de satanás no van a liberarse del miedo, de la preocupación, solo lo acallan un instante, y para peor, provocan que el vacío-olvido de Dios del que procede el miedo, crezca mas.

domingo, 29 de diciembre de 2013

¿CÓMO CONTROLA A LOS QUE NO CONTROLA?



¿CÓMO CONTROLA A LOS QUE NO CONTROLA?

 La manera que tiene el adversario, satanás, para oponerse a las almas que no ha podido sujetar, controlar, dominar o someter, es rodeándolas con el odio de otras. Así es como ha obrado contra El Señor, no hace falta mucha explicación para notarlo.

 A Él no lo podía vencer, pero perseguía sin cesar a todos en derredor suyo para entorpecerle el camino, para hacer que lo persiguieran, se le opusieran, para que no lo recibieran, le temieran, etc., toda una guerra.

 Llegó incluso a tener un delegado suyo infiltrado en las filas del Señor, judas, el traidor, el que no quiso recibir al Señor, pero que fingía hacerlo mientras se desesperaba por manipularlo, dominarlo, controlarlo y someterlo, un verdadero lobo disfrazado de cordero.

 El problema es que no somos diferentes, como tenemos aspiraciones terrenas, como estamos llenos de orgullo y amor propio, terminamos siendo manipulados por el adversario, satanás y acabamos compartiendo sus planes y aspiraciones.

 Acá es donde muchas almas son engañadas y hasta creen servir a Dios cuando se le oponen, como le ocurría a Saulo, luego San Pablo, que perseguía al Señor y a los suyos creyendo que lo hacía por Dios, cuando en realidad lleno de orgullo y completamente ciego, lo hacía al servicio de satanás y los suyos.

 Si no puede vencernos el adversario, busca intimidarnos, entonces, nos ataca ferozmente por él mismo, o enviando a otros para hacerlo, y es así que nos vemos rodeados de odio y sufriendo con el convencimiento temeroso de ser culpables y merecerlo.

 Envía pensamientos o revela palabras para imponernos la creencia de que merecemos el odio que nos echan encima, nos vomitan y nos hacen padecer, pero la verdad es simple, odia el que quiere, el que desea ser como satanás, lo demás son excusas para auto-justificarse, para pretender liberarse de responsabilidad.

 Si nos odian, aborrecen y persiguen satanás y los suyos es porque quieren, no porque lo merezcamos, en esto debemos ver que son unos malditos cerdos caprichosos que aborrecen a todos los que los contradicen o que no se les someten.

 También considerar que odian a quienes temen, y temen a quienes no controlan. También pensar que, si obramos como quieren, nos controlan, entonces, tenemos que volverles la espalda, no pelear, ignorarlos.

LAS CONVENCE DE QUE ES LO QUE QUIEREN



LAS CONVENCE DE QUE ES LO QUE QUIEREN

 Por miedo queremos controlar a Dios, someterlo, limitarlo, decirle lo que debe hacer y lo que no, o también la manera en la que debe obrar y en la que no.

 El miedo nos domina, controla y somete a nosotros, luego, sucumbiendo ante éste, tratamos de manipular a Dios no viendo que eso lo hacemos al servicio de quién en el miedo reina, o sea, del rey de los miedosos, satanás.

 Emprendemos un camino de perdición cuando nos desesperamos por obrar como queremos, porque estamos dejándonos controlar-someter por el miedo, y porque dejamos que en nosotros reine el adversario.

 Es la hora de la conversión, de empezar a buscar a Dios, de discernir Su Voluntad y de comenzar a obedecerlo, porque así es como vencemos el miedo y al que en el miedo reina.

 Si no buscamos la Voluntad de Dios y no la obedecemos, carecemos de fortalece para enfrentar el miedo, no podemos vencer a los enemigos espirituales y somos sometidos, controlados y manipulados por satanás.

 Debemos aprender a soportar las dificultades que nos tocan atravesar, porque sirven como remedio, como medio de limpieza y purificación, también como medio de penitencia y conversión, y a la larga, para una verdadera santificación.

 Hay situaciones que son inevitables, que por mas que deseemos cambiarlas, remediarlas, modificarlas, no van a cambiar de manera alguna o no van a poder ser evitadas, y eso también debemos aceptarlo y es un gran sacrificio y una dolorosa purificación.

 El orgullo lleva a las almas a la ruina, conduce a las almas a su perdición, hace que se estrellen unas contra tras plenamente convencidas de estar obrando bien, de tener razón, de ser debido, justo, necesario, correcto, etc., lo que hacen, piden, reclaman, etc.

 Es así como las almas hoy se estrellan unas contra otras autodestruyéndose sin salida, remedio o solución. Es así como aprovecha el adversario para instaurar sus planes y ejecutar el proceso de satisfacción de sus ambiciones, mientras manipula a las almas para que le den y hagan lo que él desea convenciéndolas de que es lo que ellas desean.

LA RAZÓN POR LA QUE NO VAN AL CIELO



LA RAZÓN POR LA QUE NO VAN AL CIELO

 El alma que se entrega en el mundo a satanás, a las ambiciones, perversiones, depravaciones, corrupciones, etc., pierde la consciencia, le es matada o anulada por el cerdo infernal al que se ha entregado-consagrado.

 Eso sucede a medida que va consintiendo en desenfrenarse en vicios, ambiciones, corrupciones, depravaciones, etc., porque con cada acto de estos perversos, logra el adversario colocarle su sello, su marca, imprimirle su espíritu y transformar al alma a su imagen y semejanza.

 Una vez que se ha colmado toda medida y la consciencia esta totalmente anulada, muerta, suprimida, el adversario dispone de esa alma como se le antoja, la usa como si de un guante o títere, de una marioneta se tratase.

 El alma inconsciente es instrumento satánico en el mundo, solo destruye el Reino-Presencia de Dios, para construir el reino-presencia de satanás.

 Una vez que culmina sus perversas obras, esa alma es descartada por satanás, es desechada como un pote de dulce vacío, ahí satanás la reemplaza, busca otra, la sustituye y continúa con las obras para hacerse adorar, servir y satisfacer.

 El alma descartada, recobra algo de consciencia, se despierta como de un sueño, percibe algo de luz, se libera del letargo, pero es solo para ir a su perdición eterna.

 En esa luz comprende lo que hizo, ve los desastres en los que fue coautora, y es en ese instante donde enloquece.

 Enloquece porque esta impura, carece de defensa, no sabe ni quiere confiar en Dios, porque se ha sumergido en tinieblas y allá abajo solo hay vacío y desolación, terror, desconcierto y confusión.

 Es como si abriese los ojos un instante antes de poner definitivamente sus pies en el infierno.

 Ve y comprende lo que hizo, ve y comprende que merece el odio de Dios y de todos, entonces, se llena de miedo, se enloquece, se odia y aborrece ella misma suplica ser condenada porque se odia al verse tan desgraciada.

 Se odia porque ve que ella misma se ha perjudicado, comprende que obró mal y que el odio que recibe es merecido, que es la cosecha debida, entonces se aborrece y desea autodestruirse, quiere hundirse en el abismo.

 Esta es la razón por la que los líderes de las naciones terminan hundidos en el infierno y no se los puede encontrar en El Cielo.

Leer:

LOS MISTERIOS DEL SER PRESIDENCIAL, Descubriendo la esencia de la autoridad de estos tiempos: http://jorgelojo12.blogspot.com.ar/2013/11/los-misterios-del-ser-presidencial.html

LA SECTA ‘LA CÁMPORA’ TOMÓ EL PODER (2da parte): Y TAMBIÉN COMO TODOS, TRAIDOR



LA SECTA ‘LA CÁMPORA’ TOMÓ EL PODER (2da parte): Y TAMBIÉN COMO TODOS, TRAIDOR

 La muerte del ex-presidente N. kirchner fue “La gran incógnita Argentina”, y el deceso político de su esposa, la presidente ausente wilelhm de kirchner, es “El gran engaño”.

 Como sucedió y sucede con la gran mayoría de los líderes políticos fingidamente democráticos en las naciones, no tenía poder alguno real, solo aparente, su función era ejecutar los planes de la masonería y de inglaterra para nuestro país.

 Habiendo cumplido su función, le llegó ‘el telegrama de despedida’, el que consistía en la vergüenza que pasó en las universidades de estados unidos el año anterior, ella misma tomó conocimiento que su ciclo concluyó.

 Hizo lo posible por permanecer en el poder, despidió funcionarios, regaló lo poco que quedaba en pie ofrendándolo a los petroleros norteamericanos, acabó de consagrar su alma a satanás y de consumar una revolución socio-cultural al servicio de Inglaterra que sometió a nuestro país definitivamente al régimen del nuevo orden mundial.

 Eso pudo comprobarse en el aquelarre realizado en el lugar de las celebraciones patrias donde no se deja de insultar el Himno Nacional, la Bandera Nacional y todo lo que implique identidad, libertad, ser nacional.

 Enfermedad casual, real o fingida, o solo estética operación, finalizó su mandato, cesó definitivamente en sus funciones, pasada la pantomima eleccionaria, aparentemente regresó, pero ya todo era diferente.

 La transformación definitiva había comenzado a ejecutarse en fase final. La presidente es solo una máscara, surgió a la luz que el poder real esta en la secta satánico-masónica ‘la cámpora’, y que el resto de las funciones del estado le están rendidas, sometidas y son dependientes.

 La presidente pasó a ocupar el lugar de reina, realiza lo mismo que la realeza arcaica en países que aun la conservan, funciones protocolares inútiles mientras se enriquecen de manera ilícita en una cuantía que les será imposible gastar siquiera en cien vidas de derroche.

 Surgió la figura de un aparente salvador, un primer ministro también perteneciente al régimen, instruido en inglaterra, masón como todos, y también como todos, traidor a  Dios y a la Patria.

Leer:


LA SECTA ‘LA CÁMPORA’ TOMÓ EL PODER (2da parte): Y TAMBIÉN COMO TODOS, TRAIDOR: http://jorgelojo12.blogspot.com.ar/2013/12/la-secta-la-campora-tomo-el-poder-2da.html

LA SECTA ‘LA CÁMPORA’ TOMÓ EL PODER (3da parte): LA DICTADURA DE ‘LA CÁMPORA’: http://jorgelojo12.blogspot.com.ar/2013/12/la-secta-la-campora-tomo-el-poder-3da.html

LA SECTA ‘LA CÁMPORA’ TOMÓ EL PODER (3da parte): LA DICTADURA DE ‘LA CÁMPORA’



LA SECTA ‘LA CÁMPORA’ TOMÓ EL PODER (3da parte): LA DICTADURA DE ‘LA CÁMPORA’

 La presidente de nuestro País, continúa ausente, los acontecimientos confusos continúan desarrollándose y con el correr del tiempo los resultados van vislumbrándose.

 La secta satánico-masónica gobernante, ‘la cámpora’, si bien venía acaparando poder, luego de las elecciones del mes de octubre, avanzó definitivamente, y justamente en el día de la Soberanía Nacional, se consolida en el poder. Realmente ejecutó un golpe de estado.

 Pronto llegaron las fugas misteriosas de presos, los mismos que fueron adiestrados en las cárceles y fuera de éstas en dependencias de las FFAA y FFSS, en manejo de armas, tiro nocturno, etc., luego, llegaron los saqueos donde éstos coordinaban la acción.

 Misteriosamente todas las cosas suceden como deben suceder, así es que, la línea sucesoria presidencial, según la ley de acefalía, se esta limpiando misteriosamente, el vicepresidente es dejado afuera por las causas judiciales, en Tucumán, donde vive la esposa del gobernador que seguiría en la línea sucesoria, ocurrieron los peores desórdenes…

 Como decía G. Orwell en su novela “1984”, “No se impone una dictadura para defender una revolución, es al revés, se hace una revolución para imponer una dictadura”.

 “La dictadura de la cámpora”, cuenta con el apoyo de cierto sector de las FF AA y FF SS; recordar lo que dijo el Cnl. M. Seineldín, un cincuenta por ciento del ejército es profesional, un treinta y cinco es liberal (=masón), y solo el resto es patriota-nacionalista.

Todo ámbito controlado, dictadura orwelliana

 No hay división alguna en las funciones del estado, el poder judicial es sumiso y colaboracionista, quedó demostrado con el fallo de la corte sobre la ley de medios y con el nombramiento de los conjueces, todos letrados de miembros del poder.

 La función legislativa no tiene iniciativa ni tampoco independencia alguna, solo dicta las leyes que el poder ejecutivo dispone para continuar cumpliendo con la agenda del nuevo orden mundial al servicio de inglaterra y la masonería.

 En todo ámbito podemos encontrar a delegados de la secta satánico-masónica ‘la cámpora’ infiltrados, metidos, asentados, instaurados, y no por idoneidad que a cada instante demuestran no tenerla, sino por ambición, dinero, poder y fuerza.

 La sumisión a inglaterra y la masonería no es solo política, en todo ámbito predominan, la economía sobre las FF AA y FF SS, la iglesia desde el surgimiento de un papa masón, y para colmo argentino, etc.

¿Qué sigue?

 Acto seguido, tal vez se cambien la figura de la reina, o sea, a presidente y se forme un gobierno aparentemente nuevo, pero la secta va a continuar teniendo el poder y disponiendo de los acontecimientos.

 Dicho gobierno llegará con el cuento de que es para pacificar el país, pero la verdad es que no será así, es al contrario, esta preparado con la intención de perseguir a los opositores, a quienes ven, entienden y comprenden, aquellos que saben que si se cambia la máscara-imagen presidencial, no cambia nada porque el régimen dictatorial oculto y disimulado continúa disponiendo del poder y diciendo lo que se hace y lo que no, quién vive y quién no.

 Realmente vamos camino a una guerra civil, por ello están provocándola, los bandos están definidos, a favor y en contra de la presidente, la víctima real somos nosotros porque esto es una excusa para imponer una dictadura hipócrita y disimulada, para endurecer el régimen, para lo que sigue.

 Lo que sigue es que van a instaurar ley marcial y declarar estado de sitio, pero la realidad es que no es para pacificar el país como se dirá, solo es para perseguir a sus opositores.

 Mientras tanto, por muchos, el nuevo régimen será aceptado como un salvación, una pacificación y también va a haber a quién adorar, o en quien creer en medio de la crisis y desolación.

Es una gran trampa

 Es una gran trampa, notar los aspectos psicológicos de esta realidad, en medio de esta crisis esta quedando a la vista el desamparo del estado, eso es la sensación que quieren generar, porque ahí van a ofrecerse a rellenar el vacío, van a ofrecer un aparente padre y dios, pero que solo va a ser un farsante cuentero y embustero, un chanta, un charlatán.

 Al respecto tomar el ejemplo de lo que sucedió en Europa, los bancos provocaron una crisis, los mismos bancos se ofrecen a solucionarla, entonces, reemplazaron a los gobernantes de las naciones con sus funcionarios tecnócratas que impusieron reformas que llevaron el hambre y la miseria a los pueblos.

 El proceder es siempre igual, provocar una crisis para luego imponer la solución que ya estaba preparada de antemano, la que en condiciones normales, no hubiese sido aceptada por la población en general.

Leer:


LA SECTA ‘LA CÁMPORA’ TOMÓ EL PODER (2da parte): Y TAMBIÉN COMO TODOS, TRAIDOR: http://jorgelojo12.blogspot.com.ar/2013/12/la-secta-la-campora-tomo-el-poder-2da.html

LA SECTA ‘LA CÁMPORA’ TOMÓ EL PODER (3da parte): LA DICTADURA DE ‘LA CÁMPORA’: http://jorgelojo12.blogspot.com.ar/2013/12/la-secta-la-campora-tomo-el-poder-3da.html

DIGNAS DE LAS TINIEBLAS QUE PADECEN



DIGNAS DE LAS TINIEBLAS QUE PADECEN

 ‘¿Nadie me va a tener lástima a mí?’, dice el adversario lleno de bronca, enfurecido mientras arde en deseos de adoración. Busca desesperadamente satisfacerse en su ambición, pero por mas que lo obtenga, nunca halla la saciedad.

 Envuelve, confunde y distrae a las almas haciendo que sientan sus sentimientos, imponiéndoles que padezcan su ser inmundo, por ello es que éstas de repente se ven hundidas en sí mismas con sentimientos de miedo, culpa, preocupación, nostalgia, melancolía etc.

 Todas esas inmundicias esta transfundiéndoselas el adversario, satanás, porque les inocula su maldito veneno, el espíritu de la muerte eterna. Envía pensamientos a las almas, razonamientos por los que las convence de que deben sentir-padecer esos sentimientos, y como las almas no buscan a Dios, no pueden defenderse y terminan enredadas, envueltas, confundidas y sometidas.

 Se echa encima de un alma, la consume-devora, y luego se echa encima de otra y es así como va pasando de generación en generación sometiendo a las almas, destrozándolas y convirtiéndolas en algo semejante a él.

 El problema no es que el adversario ore de esta manera, el problema es que las almas no lo rechacen, repudien, echen, que no dejen de colaborar con este perjudicándose  así mismas, construyendo su perdición eterna.

 El problema es que las almas no aman a Dios, no lo buscan ni les interesa, entonces, continúan perjudicándose, siguen queriendo valerse orgullosas por sí, siguen queriendo creer las mentiras que satanás les administra generosamente para mantenerlas controladas, sometidas, dominadas y atadas a un camino de perdición.

 Nadie perjudica a las almas tanto como lo hacen ellas mismas, y si encima, hundidas en el abismo del olvido de Dios dedicándose egoístamente a pensar en sí, comienzan  acreer que otras son las que las hacen sufrir, van a continuar por un camino de perdición eterna irremediable al llenarse de lastre espiritual.

 El lastre espiritual es el odio, es el veneno mismo de satanás que albergan en sí y que generan en su interior también cuando consideran que es justo odiar solo porque buscan un culpable para la ruina que se están provocando.

 Las almas quieren culpar a otros por el mal que se procuran, son tontas orgullosas que de esta manera están defendiendo su orgullo, son unas ciegas que creen las mentiras con las que satanás logra que ellas mismas quieran odiar, envenenarse, guardar rencor, etc., y de esta manera, ser dignas de las tinieblas que padecen.

LAS ALMAS CÓMODAS, SON SOMETIDAS



LAS ALMAS CÓMODAS, SON SOMETIDAS

 El autodesprecio conduce a las almas a su ruina, las arrastra incluso a lo que no quieren, hace que prevalezca y se imponga satanás sobre ellas.

 La presencia de odio en el alma es lo que da origen al autodesprecio, simplemente porque el odio es odio siempre y para todos entonces, odia al alma misma en la que se encuentra.

 Ese odio condiciona, limita y esclaviza al alma, se impone y determina su voluntad. Es como un pesado manto de hierro que aplasta al alma y la somete haciéndole hacer o no hacer según su propio parecer y en contra de lo que la misma alma puede querer o no.

 Corta, impide, sofoca y ahoga toda iniciativa, simplemente porque impone que el alma no haga otra cosa mas que hundirse en sí misma, que no se dedique a otra cosa mas que pensar en sí y buscar una satisfacción egoísta que la autodestruye mientras le hace creer que es por su bien.

 Las almas son vencidas por satanás porque se dejan vencer, porque se dejan convencer de sus mentira permitiéndole enlazarlas, tomarlas, someterlas, ligarlas, atarlas, encadenarlas, etc.

 El alma que no realiza el debido esfuerzo por vencer el embuste satánico e el que el cerdo infernal trata de hundirla, atraparla, sujetarla y perderla, irremediablemente esta camino a su perdición eterna.

 El alma que es cómoda, pesada y desidiosa permaneciendo indiferente incluso a su bien, queda atada, sometida por el adversario, encerrada y atada en las mentiras que éste le dice para irle succionando la vida, quitándole vitalidad y consagrándola a la perdición eterna.

 No tiene a Dios el alma que no hace el esfuerzo necesario por encontrarlo, aquella que permanece atada a sí misma y que desea caprichosamente perderse en tinieblas obsesionada en continuar satisfaciendo inútilmente como si fuese justo, debido o necesario.

SEGÚN EL PROPIO CORAZÓN



SEGÚN EL PROPIO CORAZÓN

 El rencor que mantenemos es una espina clavada que produce pus, que genera infección y acaba pudriendo al alma. Por ese rencor tenemos a satanás ligado, enlazado, atado, encadenado, estamos sujetos a ese cerdo infernal.

 Es ahí donde el odio se genera, surge, se produce, y ese mismo odio nos odia a nosotros, simplemente porque es odio, y no va a odiar a otros y a amarnos a nosotros.

 Ahí es donde se siente autodesprecio, donde nos odiamos, acusamos y despreciamos por lo que el adversario, satanás, nos sugiere que debemos hacerlo. Sugiere que debemos despreciarnos a nosotros mismos porque no alimentamos el orgullo, no satisfacemos el ego y no nos hacemos adorar.

 El alma que guarda rencor es la primera perjudicada, primero porque se liga-ata-somete a satanás apartándose de Dios, y segundo porque el odio que genera-produce la destruye.

 Como siempre que hay un ‘primero’ y un ‘segundo’, también hay un tercero, esto consideremos aquí, es perjudicada el alma que guarda rencor porque el odio que genera-produce se mueve independientemente de ella aunque en ella se encuentre, y lo hace en complicidad con el adversario, satanás, el que quiere controlar y someter a las almas.

 El odio que se genera en la podredumbre de las almas desalmadas, que no aman ni les interesa, las perjudica a ellas mismas en primer lugar, y es porque, moviéndose en rebeldía contra éstas, las lleva  ala ruina.

 Un alma sucia, rencorosa, rebelde, genera-produce odio, veneno, rencor, podredumbre, autodestruyéndose, perjudicándose, pero eso que en ella surge, tiene animación propia, movimiento, fuerza, y por lo tanto, aspiraciones, idea.

 Es un espíritu de ahí que tenga sus características, pero no es virtuoso sino perverso, no es bueno ni capaz de nada, al contrario, es un espíritu impuro que solo provoca miedo, preocupación, desconcierto.

 Ese espíritu impuro moviéndose independiente y rebeldemente en el interior de las almas es subordinado de satanás, le es servil al enemigo porque es como él y conspira con este en someternos e inclinarnos a buscar su satisfacción, queriendo que terminemos sometidos por el adversario.

 Sometidos por ese espíritu surgido en el desamor a Dios, terminamos haciendo lo que éste quiere al servicio de satanás, aun queriendo creer que es al servicio de Dios.

 Lo que es rebeldía, va a continuar siendo rebeldía, por ello es que mas allá de lo que digamos, cada uno esta con o sin Dios según verdaderamente lo merezca, según su propio corazón.

LA MALDICIÓN QUE CAE SOBRE LAS ALMAS



LA MALDICIÓN QUE CAE SOBRE LAS ALMAS

 Es tiempo de Justicia, es decir, de desolación, de ausencia de Dios, la Misericordia Divina fue desterrada por la humanidad misma, aquella que se harta mencionándola, pero que no quiso recibirla.

 La humanidad no quiso recibir la Divina Misericordia porque no quiso convertirse, las almas no quisieron aceptar la Verdad Revelada por Dios, prefirieron continuar apegadas a su mentira-delirio orgullosamente.

 Las almas están totalmente equivocadas respecto de la Divina Misericordia, creen lo que se les antoja sobre ella, y entonces, satanás por él mismo, y por medio de sus falsos profetas en el mundo, las convence de esas mentiras.

 La Divina Misericordia no consiste en que Dios diga que todo esta bien, nada es malo, que cuanto se les ocurra o antoje a las almas ser o hacer es bueno, motivo de celebrar, festejar o alegrarse, y cuanto mas depravado mejor.

 Por mas que las almas deseen creer que la Divina Misericordia es tan misericordiosa que roza lo estúpido, Dios no es idiota, no es tan tonto como lo quieren presentar, Dios Es Dios, y Seguirá Siendo Dios, por ello, como esta escrito en el Apocalipsis, a cada uno lo que le corresponde sin blanduras propias de los infelices miedosos que se preocupan por sí mismos y que quieren creer que Dios los felicita cuando no quieren corregirse.

 No es que Dios esté castigando en estos tiempos a la humanidad, la humanidad se ha buscado el castigo que padece, y no es Dios tampoco el que se lo esta administrando.

 Las almas han deseado construir un mundo sin Dios, en abierta rebeldía y total desafío a Él, entonces, ¿Qué es lo que puede haber en las almas y en el mundo mas que una horrenda ausencia de Dios?.

 En esa ausencia de Dios provocada por las almas que reniegan de Su Voluntad mientras se esfuerzan desesperadas por imponer y hacer prevalecer la propia buscando satánicamente ser adoradas, el único que puede permanecer es satanás, la serpiente antigua.

 Esto es así porque el cerdo maldito infernal solo puede permanecer cuando Dios esta ausente, como esta escrito en el relato del pecado original, y Dios esta ausente porque las almas lo han echado, han renegado de Su Voluntad, prescindido de Él y se han entregado a construir la abominable desolación que cae como maldición sobre ellas mismas.

DIOS SIN RELIGIÓN-RELIGIÓN SIN DIOS



DIOS SIN RELIGIÓN-RELIGIÓN SIN DIOS

 Como las religiones han elegido, querido, preferido no obedecer a Dios, no recibirlo ni tenerlo, Dios ha tenido que aceptar que haya religiones sin Dios, se los ha advertido, quiso evitarlo y prevenirlo, pero las almas que las componen no quisieron, al contrario, se pusieron de acuerdo para prescindir de Dios en vez de para buscarlo y obedecerlo.

 Como las religiones eligieron no tener a Dios, Dios tuvo que permitir pese a los reiterados intentos por salvarlas, que sean sin Él, que pasen por el mundo dedicadas a éste, consagradas a sus reglas, máximas, gustos, ideas, etc.

 Que Dios haya aceptado que las religiones no lo quieran tener y que en su lugar tengan a satanás, el primer desolador, no significa que pueda no haber para las almas que desean ser verdaderamente fieles Dios sin religión.

 Las religiones quieren creer que tienen a Dios y que disponen de Él, pero si no disciernen Su Voluntad y no lo obedecen, no lo tienen ni lo tendrán, y ya que estamos, que relean el antiguo testamento, aquel que dice lo que le pasa a los falsos profetas, donde moisés dice lo que le ocurre al que habla de parte de Dios sin ser enviado por Él.

 Dios tranquilamente puede Revelarse a las almas que lo buscan, quieren, desean, y no solo puede hacerlo, sino que lo hace, y lo hace en prescindencia de las religiones que han prescindido de Él previamente.

 Las religiones dicen que Dios no puede revelarse, pero que satanás sí, entonces, se esfuerzan en ver que en toda manifestación de Dios, esta satanás, cuando en realidad, tienen a satanás adentro, se le han entregado, consagrado y permanecen a su servicio.

 Las religiones lavan el cerebro a sus incautos fieles diciéndoles que dentro de ellas hay salvación y afuera perdición, en eso están obrando de la misma manera que las sectas, poniendo de manifiesto lo que han llegado a ser.

 Las religiones quieren creer y hacer creer que Dios solo esta en ellas, pero son unas cerdas desesperadas por ser adoradas, por lograr aceptación y reconocimiento, porque se preocupan por continuar con sus humanos y terrenos negocios, con su desesperada ambición de poder, dinero, fama, reconocimiento, etc.

 Pudieron las religiones liberarse de tales inmundicias, pero no quisieron, entonces, Dios las descarta como ellas mismas lo descartaron previamente, como rechazaron la Salvación y como despreciaron El Espíritu, tres oposiciones a Dios, tres rechazos a las tres Revelaciones de su Amor, o sea, triple confirmación de que desean a satanás en el lugar de Dios.