jueves, 28 de febrero de 2013

CÓMO FUE LA TENTACIÓN-PRUEBA DE LOS ÁNGELES IV, Influencia en la humanidad



CÓMO FUE LA TENTACIÓN-PRUEBA DE LOS ÁNGELES IV,
Influencia en la humanidad


 Lo que sucedió después, es conocido, el pueblo sublevado y rebelde fundido con satanás y lleno de su espíritu de orgullo, quiso conseguir su libertad material, terrena, habiendo rechazado al Libertador de Dios, para conseguir su diáspora definitiva. El haber ocupado esa tierra al final de la segunda guerra, es solo una ilusión, un acto mas de rebeldía, capricho y desafío a Dios, es algo precario y que, como todo orgullo, perecerá en el tiempo, se diluirá, esfumará, aunque a la vez, habrán conquistado el mundo y ya tal porción de tierra no importará sino a unos pocos nostálgicos.

 Notar lo que ocurrió, una división, quienes eligieron una liberación terrena, quedaron atrapados en su orgullo y dedicados al materialismo, los que en cambio, quisieron primero una liberación espiritual, recibieron al Mesías y entraron en Su Reino, sin aspiraciones terrenas, materiales, dedicados al espíritu, porque hubo un juicio, una separación, derecha e izquierda, Diestra del Señor, siniestra de Él, con Él, contra Él y sin Él.

 Desgraciadamente, como sucede con todo don de Dios, sigue la prueba, el combate, la pregunta, el examen, así es que ese mismo pueblo formado en segundo término, a partir de aquellos que en el misterio central, la Revelación del Misterio de la Unión Hipostática del Verbo se unieron a Él y lo siguieron, debió dar un examen, rendir una prueba, enfrentarse a su orgullo-amor propio.

 Desgraciadamente, ocurrió otro rechazo a Dios, otra caída, tal pueblo se eligió a sí mismo, se rebeló, hizo lo mismo, se negó, opuso a Dios, prefirió la mentira, el orgullo, el amor propio, pretender ser por sí mismo, inventar un verdad a gusto rechazando la Verdad, a Dios mismo, su Revelación, negando así su mismo origen, la Revelación.

 Tal cosa sucedió al no aceptarse las Revelaciones o intervenciones de María Virgen y del Señor a fines del milenio, entre los siglos diecinueve y veinte. No quisieron porque prefirieron el orgullo, la mentira, el materialismo, el mundo, los vicios propios del espíritu del mundo, y también los mismos vicios del mundo.

 Ahí El Señor tomó otra vez unos pocos fieles para dotarlos de su Espíritu, y con éstos, formó comunidades, comenzó una nueva espiritualidad conservando lo esencial de lo anterior, como conservó lo esencial de la ley. Sin embargo, volvió a suceder lo mismo, Dios fue rechazado, abandonado, negado y la humanidad se volvió a elegir a sí misma, aun quienes habían comenzado con el espíritu, con la nueva Revelación de Dios por medio de las apariciones Marianas.

 Ahora nos hallamos en éste nudo de la historia, ha cesado la Revelación, Dios no tiene donde reposar la cabeza, solo resta esperar, querer, orar, interceder para una Segunda Venida del Señor, porque la situación es similar al tiempo previo a su Primera Venida, no se cree en Él verdaderamente, ni en el pueblo común, ni en las autoridades, ni lado alguno, no se lo ama en Verdad, nadie le permite Revelarse, porque no hay almas dispuestas a dejarlo y colaborar en Que Se Haga Su Voluntad.


(Si presiona ‘g+1’ abajo, o si comparte lo leído, ayuda a que se difunda y aproveche a muchos).

miércoles, 27 de febrero de 2013

CÓMO FUE LA TENTACIÓN-PRUEBA DE LOS ÁNGELES III, Influencia en la humanidad



CÓMO FUE LA TENTACIÓN-PRUEBA DE LOS ÁNGELES III,
Influencia en la humanidad


 Aquello que sucedió en el Cielo con los ángeles, sucedió en tierra con la humanidad. Adán y Eva que eran cabeza y principio de ésta, se rebelaron, opusieron a Dios, sublevaron, lo rechazaron, no aceparon la Verdad y se convirtieron a la mentira, incurrieron en desobediencia. Recordar las palabras del tentador a Eva bajo apariencia de serpiente, o mas bien un grippen, según lo describe la Santa A. C. de Emmerich, ‘seréis como dioses’, ahí acabó de lograr captar su atención y de moverla a rebelarse, oponerse a Dios, a hacer aquello que sabía que estaba mal.

 Puso en ella el deseo, la ambición, la sed de poder, de adquirir lo que Dios no le había negado, la volvió celosa de sí, orgullosa, la indujo a llenarse de amor propio, de ese querer ser adorada, y una vez que quiso, deseó eso, ya su pecado estaba consumado, se había rebelado a Dios, lo había desconocido, lo había echado de sí.

 Una vez muerta en sí, o sea, sublevada contra Dios, desconfiada de su Amor, con ambición, orgullo, soberbia, amor propio, tentó a Adán, le hizo lo mismo que la serpiente a ella, lo sedujo, le hizo creer que podía ser dios, acalló la Voz de Dios que les había advertido que morirían al probar tal fruto, y cundo éste se consideró un dios para la mujer, y a ella su diosa, consumó su pecado y entre ambos el pecado original, la rebeldía primera contra Dios.

 Ahí separados totalmente de Dios-Vida-Vid-Verdad, se hundieron en sí mismos, se convirtieron en muerte y cabeza de la rebeldía-muerte-oposición a Dios-desconocimiento de Él, porque lo rechazaron, ahí lo perdieron de vista y se hundieron en sí, se desmoronaron, se derrumbaron volviéndose polvo y cenizas, escombros de un edificio que es implorado y cae por su propio peso sobre sí.

 Dejando de adorar a Dios, adorándose a sí mismos, prefiriéndose a sí, quedaron vacíos y luego, quisieron dominarse mutuamente, obligar al otro a que lo adore, y entre ambos se perdieron en tinieblas, como ladrones que se alzan con un botín y luego se pelean entre sí en una oscura madriguera queriendo tener mas, no dándose por satisfechos con lo que adquirieron de manera non sancta.

 El problema es que Adán y Eva al ser cabeza de la humanidad, transmitieron esa misma muerte a toda la humanidad, ellos se separaron de Dios, y así arrancaron a toda la humanidad de Él, hicieron lo mismo que satanás con los Ángeles. Haciendo analogía, así como se les dio a los Ángeles la Ley para corregirse y resistir la tentación de satanás, se le reveló a la humanidad la misma ley, y sus observantes, pudieron resistir la herencia de muerte, sin embargo, llegado el segundo momento, la historia fue muy diferente.

 El segundo momento fue similar al Cielo, la Revelación del Misterio de la Unión Hipostática del Verbo, ahí aun los que habían observado la ley y resistido la primera prueba rechazando al tentador, dudaron y la mayoría rechazó a su Salvador, se pasaron del lado del adversario y se opusieron a Dios, mataron al Cristo-Mesías-Salvador-Señor, al Dueño de la Viña y pretendiendo constituirse en cabeza, como satanás en el Cielo y a su servicio en tierra, también persiguieron a los suyos.

 Los que habían creído en El Señor, se habían preparado, limpiado, purificado y acabaron por ser purificados con el Don del Espíritu Santo, confirmados en Gracia-Unión con Dios, devueltos a al Viña, a la Vida Eterna, siendo así Fortalecidos para perseverar en el último combate.

 En el Cielo tal hecho fue cuando los Ángeles Buenos, leales, recibieron lo que los rebeldes perdieron, justamente para que no se perdiera y no se desperdiciara, aumentando su porción hereditaria de Vida Eterna y Dones como cuando en una herencia terrena, normal, la renuncia de uno de los herederos provoca un aumento de la porción de los otros. Había sucedido lo mismo en tierra, el Bien que rechazaron los rebeldes del pueblo elegido, acreció la porción hereditaria de los pocos reunidos en Pentecostés, donde se reunieron con El Señor definitivamente.


(Si presiona ‘g+1’ abajo, o si comparte lo leído, ayuda a que se difunda y aproveche a muchos).

martes, 26 de febrero de 2013

CÓMO FUE LA TENTACIÓN-PRUEBA DE LOS ÁNGELES II



CÓMO FUE LA TENTACIÓN-PRUEBA DE LOS ÁNGELES II


 Dejó de transmitirles la Verdad, porque él se convirtió en mentira rebelado contra Dios, porque dejo de recibir la Verdad, a Dios mismo y se consideró a él verdad, su propia verdad, se consideró dios, y es así como infiltró la mentira en cada espíritu, porque él se hallaba en cada espíritu, como su principio, medio y fin, y quiso manipularlos, envolverlos con mentiras-tinieblas, seducirlos, engañarlos, volverlos como él.

 Les quiso quitar su vida para darse vida él mismo, y entre los que lo siguieron, le dieron vida, animación y fuerza, mientras que, aquellos que le resistieron la tentación, le restaron fuerzas, porque no lo alimentaron, o no le permitieron que se alimente-adueñe de su vida ese maldito cerdo infernal.

 Acto seguido ocurrió una segunda batalla, debido a que esa primera fue interior en cada uno y consistió en rechazar o aceptar al tentador en sí, mientras que la segunda batalla consistió en defender a Dios y su Reino, rechazando al tentador y los suyos, puesto que los bandos ya estaban divididos, los caminos elegidos.

 La culminación de la primera batalla fue cuando el cerdo se encendió de ira y se convirtió en el gran dragón rojo en el cielo, tomando la vida de todos los rebeldes e integrándolos en sí, constituyendo así su ser con todo lo robado, afirmando o confirmando que todos le pertenecían y respondían, imponiendo su ser-capricho-voluntad a todos, mientras que los rebeldes suponían que alcanzarían gloria porque se habían dejado seducir, que llegarían a ser ellos adorados y que se verían satisfechos.

 Eso ocurrió al Revelar El Señor el Misterio de la Unión Hipostática del Verbo en la Humanidad de Cristo Jesús, su Hijo Único, con lo que les daba a entender a los Ángeles que la humanidad inferior en naturaleza al tener una parte material y no ser totalmente espiritual, sería dignificada y elevada a una naturaleza aun superior a la de los mismo Ángeles participando en El Ser Divino, en la misma Divinidad, en la Naturaleza Divina.

 Tal misterio hizo explotar de rabia a satanás y es ahí donde en vez de librarse de su orgullo, lo convirtió en fuego, odio, rechazo, oposición a Dios, rebeldía consumada, y donde se alzó con los suyos, los que había seducido, para oponerse a Dios, hacerle la guerra, comportarse como un cerdito revolucionario, subversivo, guerrillero que intentaba tomar el poder en El Cielo.

 Ahí se trabó el segundo combate, donde se enfrentaron los Ángeles Buenos con los malos, los leales a Dios con los traidores solo preocupados por sí mismo, llenos de orgullo, presunción, amor propio, deseo de adoración, satisfacción, etc., y es ahí donde fueron vencidos, no prevalecieron, ni fue encontrado de nuevo su lugar en El Cielo, donde fueron arrojados y confinados  alas profundas cavernas infernales.

 Considerar el detalle, la sublevación vino a partir de un rechazo a la Verdad, de no haber aceptado la Verdad y de haber querido inventarla a gusto, para conformar el propio orgullo, amor propio, siendo así fruto de una rebeldía interior, de un miedo, una preocupación por sí, un deseo de adoración, algo que el adversario como espíritu de Verdad debió rechazar, pero no quiso, ni quiso los auxilios de Dios, convirtiéndose en espíritu de mentira, perdiendo la sobrenaturalidad y convirtiéndose en infra-naturalidad, una deformación, abominación, contradicción en sí mismo, una negación de Dios, oposición, rebeldía, desconocimiento de Él.


(Si presiona ‘g+1’ abajo, o si comparte lo leído, ayuda a que se difunda y aproveche a muchos).

lunes, 25 de febrero de 2013

CÓMO FUE LA TENTACIÓN-PRUEBA DE LOS ÁNGELES



CÓMO FUE LA TENTACIÓN-PRUEBA DE LOS ÁNGELES



 Cuando cayó el adversario en el Cielo, cuando se hundió en sí mismo constituyéndose en aquello que quiso ser, un orgulloso desamorado que convirtió el amor que no quiso dar en amor propio, adoración a sí, es como si hubiese provocado un derrumbe generalizado, como cuando una red completa de cañerías se destruye, hundiéndose la tierra en todos lados porque se desinfla ésta que ocupaba un lugar.

 Esto significa que el cerdo infernal estaba presente en todos los Ángeles, y al caer, les arrancó una parte, les provocó un vacío, porque él mismo se constituyó en un vacío-abismo, les produjo una depresión, un desinflarse. Dejó él de darles a ellos lo que debía transmitirles, verdad, y les dió mentira a la vez que les demandó o exigió que le dieran vida a él.

 El perverso no se hallaba en sí, o mas bien, se hallaba en todos, primero porque era cabeza de todos los ángeles, y segundo porque por su esencia, se encontraba en todos los espíritus constituyendo su principio, medio y fin, tal es la función del Espíritu de la Verdad.

 El espíritu de la Verdad esta diseminado en todos los espíritus, se hallaba en todos los Ángeles antes de la prueba, y es lo que mantenía el orden, la unidad, porque era el denominador común, lo que todos tenían en sí, como principio de su ser, de su mismo espíritu, y de cada uno de los espíritus-virtudes que conformaban sus espíritus.

 El problema surgió al caer el adversario, satanás, al adorarse a él mismo, al convertirse en amor propio y adorarse a sí, porque ahí murió, de verdad que era, pasó a ser mentira, ahí se oscureció, se convirtió en un abismo, depresión, dejó de amar a Dios para pasar a ser nada, amor propio, orgullo, la negación de sí mismo, dejó de generar humildad y se volvió orgullo-abominación, o amor propio que es lo mismo.

 Dejó de decir la Verdad, dejó de decir, “Él Es Dios”, y pasó a decir, ‘yo soy’, o ‘yo soy dios’, se admiró y quiso ser por sí mismo, supuso que podía ser por sí y que no preciaba de Dios. Tal cosa ocurrió cuando dijo directamente, ‘Non serviam’, rebelándose contra Dios.

 El problema es que, como se hallaba en todos los otros espíritus, puso el germen de la sublevación, rebeldía, en todos, tentó a todos los otros espíritus, les habló en su interior donde se hallaba y es como si los hubiese tirado hacia abajo queriéndoles imponer que lo reconocieran a él como su principio y lo adorasen, y en eso, que dejaran de reconocer Que Dios Es El Único Principio, y que incluso ese hasta entonces ángel-espíritu formidable, no era mas que, como todos los otros, un intermediario.

 Acá es que cada Ángel o espíritu creado, tuvo su prueba, debió enfrentar al que se constituyó en tentador, mentiroso, embustero, al cerdo delirante de orgullo y amor propio desesperado por ser adorado. La responsabilidad personal de cada Ángel, el combate espiritual ocurrido en El Cielo, constituyó en rechazar al tentador infiltrado en sí que intentaba desde adentro arrastrarlo al error imponiéndole adoración y demandándole pertenencia a un traidor rebelde a Dios solo preocupado por él mismo y desesperado por formar su reino en oposición al de Dios.


(Si presiona ‘g+1’ abajo, o si comparte lo leído, ayuda a que se difunda y aproveche a muchos).

viernes, 22 de febrero de 2013

CAPACIDAD PARA TENTAR DE LOS DEMONIOS



CAPACIDAD PARA TENTAR DE LOS DEMONIOS


 ‘Tengo patente de corso, así es que voy a hacer lo que quiera’, dice este espíritu inmundo con aire fanfarrón, engreído, petulante, como amenazando, justificándose, avisando, y no viendo que en realidad lo que hace es pedir permiso para ser rebelde, pues tiene miedo, supone que podemos limitarlo y es verdad.

 Otro detalle a considerar, si tiene permiso para ser rebelde, ladrón, es evidente que solo puede serlo cuando le es permitido, y no cuando quiere, por lo que es un falso rebelde, un idiota, como todos los espíritus inmundos, impuros, que son unos malditos delirantes fanfarrones que se mienten a sí mismos para dejar a salvo su orgullo, unos farsantes infelices que no reinan ni siquiera en su propio agujero, porque los gobierna el miedo y como tienen miedo, tienen que mentirse para dejar a salvo su orgullo y es ahí donde quieren hacernos sentir miedo a nosotros.

 Siempre los espíritus impuros deben pedir permiso par tentar a las almas, no pueden hacerlo a su antojo. Ejemplo de esto esta en el libro del Santo de Job, sobre el que se puede leer en mas detalle en las revelaciones del Señor a la Santa A.C. de Emmerich sobre el antiguo testamento. Otros ejemplos se pueden en contra en la Revelación de María Virgen a la V. S. de Dios, sor María de Jesús de Ágreda.

 No pueden hacer lo que quieren, desde el último demonio hasta satanás, deben pedir licencia, permiso para tentar, porque son unos inútiles, solo tienen orgullo, delirios, fantasías de ser grandes, importantes, poderosos y se esfuerzan por mantener su reino-orgullo-delirio, por mentirse a sí mismos y es ahí donde buscan a quienes odiar, aborrecer, humillar, y es ésta la razón por la que hicieron caer a la humanidad, debido a que fueron vencidos y derrotados en su orgullo en el cielo, entonces, quisieron venganza, pero, ni contra Dios, ni contra los Ángeles podían volver a cargar, no son tontos los cobardes, sabían que iban a volver a perder, entonces, buscaron a alguien inferior, indefenso e incauto, y es ahí que cayó la humanidad.

 Quieren salvar su orgullo, defenderlo, satisfacerlo, levantarlo, como resucitarlo, por ello necesitan desesperadamente humillar, vencer, aplastar, se están esforzando por mentirse a sí mismos y por defender el orgullo, escapando de la vergüenza, odiándose a sí mismos por haber sido derrotados y esforzándose por evitar el volver a padecer eso.

 El poder para tentar a la humanidad, depende de la humanidad misma. Esto significa que somos nosotros los que podemos atarlos, limitarlos, y lo hacemos cuando confiamos en Dios, cuando oramos, cuando renunciamos a nosotros mismos eligiendo la Voluntad de Dios, queriendo Que Se haga y Que triunfe en nosotros, en el mundo y en todos, porque Su Voluntad Es Omnipotente, sin embargo, limitada a que nosotros admitamos que nos defienda-proteja, porque si no lo elegimos, no puede defendernos, quedamos a merced de los mil demonios.


(Si presiona ‘g+1’ abajo, o si comparte lo leído, ayuda a que se difunda y aproveche a muchos).

sábado, 16 de febrero de 2013

COROS ANGÉLICOS Y FUNCIONES BÁSICAS



COROS ANGÉLICOS Y FUNCIONES BÁSICAS



 Santo Coro de los Tronos, un Ángel de éste Coro, preside espiritualmente la nación, la tiene bajo su amparo y protección, la representa ante Dios. Su función es asistir y guiar al presidente, si lo invoca y confía en Dios, y si éste consagra a Dios su labor, no pudiendo hacer tal cosa con los que se consagran a satanás con su ambición o por su pertenencia a sectas masónicas.


 Santo Coro de las Dominaciones o Gobiernos. Un Ángel de éste Coro, se halla destacado representando ante Dios a cada provincia dentro de una nación, tienen la autoridad espiritual en esa porción de territorial, asistiendo a sus habitantes en pruebas, tentaciones, defendiéndolos, también puede administrar las oraciones y sacrificios realizados por unos para defensa de otros, y todo lo presenta y ofrece ante Dios.


 Santo Coro de las Potestades, Poderes o Potencias. Un Ángel de éste Coro, es el protector y responsable de un partido dentro de una provincia, así es que hay tantos como municipios. Su función en general, es defender, proteger, asistir, guiar, etc., a las almas en esa región territorial, y representarlas ante El Señor, ofreciendo sus oraciones, sacrificios, sufrimientos, etc., y organizando la defensa y el combate contra el avance de los enemigos espirituales.


 Santo Coro de las Virtudes. Un Ángel de éste Coro asiste al obispo responsable de de cada diócesis en sus funciones si lo invoca y mas aun si éste es verdaderamente fiel a Dios y a Su Voluntad. Suple también sus defectos y carencias y representa ante Dios a los fieles de la diócesis, tanto mas cuando el obispo es muy terrenal o humanista o apegado a cualquier doctrina o hace lo que se le viene en ganas, o es simplemente falto de espiritualidad, amor a Dios Verdadero y se pierde en sus razonamientos, caprichos, planes y proyectos. En tales casos el Ángel de éste Coro, busca a personas de buena voluntad para hacer progresar el proyecto de Dios y sus planes en esa región para bien de muchos, dado que El Señor no puede contar para ello con quienes supuestamente dicen colaborar con Él y muchas veces se le oponen.


 Santo Coro de los Principados. Un Ángel de éste Coro asiste espiritualmente a los fieles de una parroquia, convento o similar, representándolos ante Dios, reparando ofensas y ultrajes Que El Señor reciba ahí. También asiste al párroco si lo toma en cuenta o se deja asistir, y como en el caso del obispo, si no es fiel a Dios, suple sus carencias y defectos buscando almas de buena Voluntad para hacer prosperar el plan de Dios en los corazones a pesar de sus supuestos colaboradores.


 Santo Coro de los Arcángeles. Un Ángel de éste Coro asiste generalmente capillas dependientes de parroquias, teniendo funciones similares a los dos anteriores. También son delegados o destacados a ermitas con iguales funciones para fomentar la oración, devoción y culto, debido a que todo esto es lo que permite la entrada del Señor en el mundo, que Él envíe Luz-Vida-Espíritu disipando las tinieblas.


 Santo Coro de los Ángeles Custodios o de la Guarda. Un Ángel de éste Coro, asiste personalmente a cada alma que para por la tierra, la defiende, guía, acompaña, ayuda en la oración, esta permanentemente como un Custodio real junto a ella, y como sucede con todos los Ángeles, su poder esta limitado a la intervención que se le de o permita. Vale aclarar que no cumple favores caprichosos, porque, como todos los Ángeles de Dios, esta para guiarnos hacia dios y para enseñarnos, instruirnos en la verdadera Piedad, devoción, Vida Espiritual, amor a Dios.


 Santo Coro de los Querubines. Un Ángel de éste Coro es autoridad superior a varios Tronos, tiene competencia territorial en una región, por ejemplo en Latinoamérica, donde se llama, “Concordia Divina”. Representa la región ante Dios, así como también defendiéndola y protegiéndola contra los enemigos espirituales, realiza planes regionales, a nivel estratégico, coordina acciones de diferentes regiones entre los miembros de países, y todo, como lo hacen siempre los Ángeles, con inspiraciones, mociones, pensamientos, movimientos, añadiendo sus propias oraciones, Fuerza, intercesión. También son especialmente delegados para asistir a personas que tengan una misión especial, particular, guiada directamente por el Señor.


 Santo Coro de los Serafines. Un Ángel de éste Coro vela por el crecimiento y la evolución en el amor, en la espiritualidad en regiones enteras, es como si presidiera todo lo anterior, lo encerrara en sí y lo presentara como ofrenda de amor ante Dios, obrando como sumo sacerdote. Un Ángel de éste Coro, asistiría al Papa y a cada autoridad espiritual similar guiándolos para que sean fieles a la Voluntad de Dios si eso quieren, y suplen desgraciadamente las faltas, defectos y carencias de las autoridades y guías de movimientos espirituales cuando no son fieles a Dios y solo se buscan a sí mismos o tienen su s propios planes apegados al mundo y ajenos al Reino Espiritual de Dios.


(Si presiona ‘g+1’ abajo, o si comparte lo leído, ayuda a que se difunda y aproveche a muchos).

lunes, 4 de febrero de 2013

EL QUE ES



EL QUE ES


ÁNGELES BUENOS Y ÁNGELES MALOS

 No nos damos cuenta, pero estamos tratando de ser por cuenta propia, porque existimos, pero, pretendemos darnos un ser por lo que hacemos, y como lo que hacemos es odiar, nos damos un no-ser, que es ese querer ser sin Dios y sin Amor.

 Todas las criaturas existen, pero, no todas son. Existir es eso primero que hace Dios, lo que es creado, esa capacidad que da inicial, la que debe se empleada para adquirir, buscar, querer y formar el ser, que es el espíritu, que es la esencia, y que consiste en amor, pero, si elegimos no amar, aunque creamos que somos, no somos, solo existimos como los demonios, pero, carecemos de Ser, porque El Ser Es Dios y Dios Es Amor, y nosotros no amamos ni queremos entonces no tenemos amor, no tenemos espíritu, carecemos de Dios-Amor-Ser-Vida Eterna, estamos muertos, encerrados en el abismo de la desolación, ausencia, muerte, camino a la autodestrucción.

 A los ángeles les dio existencia, los hizo capaces de conocer la Verdad, de desearla, de amar, y aquellos que eligieron la Verdad, que amaron a Dios y ala humanidad, llegaron a Ser Ángeles, mientras que aquellos que no quisieron amar, que se ataron a orgullo, delirios, fantasías, e inventaron mentiras, se convirtieron en demonios, que existen, pero, no son, porque carecen de Amor, Verdad, Espíritu, Dios, no quisieron, se tienen a sí mismos, están encerrados en sí, perdidos en su abismo.

 Éstos eligieron odiar, y ese espíritu de negación de Dios, de negación del amor y la verdad, es lo que tienen y son, es el ser que se dieron a sí mismos renegando del Ser Verdadero y Eterno, de Dios, de quien quisieron prescindir suponiendo en su orgullo y soberbia que podían ser por sí y sin Dios, además de que podía odiar a la humanidad aun antes de que existiera, sin conocerla, solo por orgullo, capricho, ambición, perversión de lo que pudieron ser, por aquello que quisieron ser en su ambición orgullosa y delirante de soberbia.


ALMAS BUENAS Y ALMAS MALAS

 Como los ángeles, existimos, tenemos cuerpo, alma, espíritu, tenemos capacidad de elegir, decidir, y es para que en el paso por el mundo, mientras nos hallamos en el tiempo, elijamos amar, buscar la Verdad, generando un espíritu de amor que nos una a Dios, y así nos haga herederos de Su Amor-Espíritu-Ser, y es así que llegamos a ser, somos en El Que Es, porque nuestra existencia, permanece en Él, y Él permanece en nosotros, así llegamos a ser, pero, si nos encerramos en nosotros llenos de amor propio, orgullo, adorándonos a nosotros, hundiéndonos en el propio abismo, no somos, no existimos, somos la negación absoluta de lo que pudimos ser, lo opuesto diametralmente de lo que estábamos llamados a Ser en El Que Es.

 Por nosotros nos podemos ser, son solo delirios, fantasías, presunciones, engaños, y es como los demonios se convirtieron en tales, son solo delirios lo que tienen, por ello siempre soberbiamente dicen, ‘yo soy’, ‘yo hago’, yo puedo’, y como éstos, nos desesperamos queriendo ser reconocidos, amados, adorados, comprendidos, que se vean y acepten, que se crean esos delirios, fantasías, vanidades, lo que es mentira, auto-engaño.


DIOS SIGUE SIENDO EL QUE ES

 La Verdad es simple, Dios tiene que Ser en nosotros para que lleguemos a Ser, porque si Dios no es e nosotros, no tenemos El Ser, al Que Es. Por nosotros mismos no podemos Ser, porque Él Es, Él Es El Que Es, tenemos que recibirlo, aceptarlo, amarlo, dejarlo Ser, y esto significa que debemos dejarlo Hacer lo que Quiera, solo ahí Es Verdaderamente en nosotros.

 Si inventamos a Dios o hacemos lo que se nos viene en ganas, eso no es Dios,  no es El Que Es, no lo hemos recibido, y eso es lo que tenemos, un invento, una fantasía, un delirio, una aberración, auto-engaño, presunciones orgullosas y delirantes que nos dejan privados de Dios-Amor-Verdad, es justo, porque no hemos querido amar, sino que nos elegimos egoístamente a nosotros, la falsedad, el miedo, la preocupación, el egoísmo, la mezquindad y somos miseria que finge ser algo bueno y exige reconocimiento y aceptación para aquello que dice ser, como los demonios.

 Hagamos lo que hagamos, digamos lo que digamos, Dios sigue Siendo Dios, no deja de serlo, de manera que somos delirantes, fantasiosos, nos engañamos a nosotros y al final perecemos en esas fantasías, cuando podemos buscar la Verdad y ser Salvados por Dios.


(Si presiona ‘g+1’ abajo, o si comparte lo leído, ayuda a que se difunda y aproveche a muchos).