viernes, 20 de diciembre de 2013

ABANDONADOS EN EL OLVIDO



ABANDONADOS EN EL OLVIDO

 ¿Cómo se entiende que pronto haya que abandonar definitivamente las religiones para conservar la fe?, suena contradictorio y parece incoherente, pero tiene su sentido, guarda su lógica.

 La cuestión es que lo que se ha construido en las religiones es una verdadera negación de la Fe, una auténtica negación de Dios y oposición a Él, es real satanismo, la doctrina que se profesa no es diferente a la enseñada en el satanismo.

 Ésta consiste en el culto a sí mismo, a la propia fuerza, capacidad, imagen, conocimiento, al propio ser y hacer, y también consiste en vivir solo para el mundo, para el tiempo presente, apegados a este y dedicados a buscar bienestar y comodidades, satisfacción a vicios e impurezas.

 Muchas almas se vanaglorian de no tener tal o cual vicio notoriamente perverso, pero están llenas de orgullo que es aun peor, porque es el mismo espíritu de satanás, su esencia, es un pedazo de nada, menso que nada, la esencia de la nada, o sea, del olvido y la negación de Dios, un verdadero delirio.

 Como en la visión del profeta ezequiel, hoy, El Espíritu de Dios abandona el templo que había abandonado a Dios, es decir, el templo que se olvidó de Dios, se enterró en el olvido de Dios quedando en tinieblas, padeciendo su ausencia, aquello que se provoco.

 Hoy en día El Espíritu abandona el templo en varios sentidos: abandona las religiones que renegaron de Dios, prescindieron de Él, que impidieron su Revelación y se dedicaron a construir humana y terrenamente, en, por y para el mundo.

 Abandona el culto que se le da a Dios, porque se lo ha cambio de tal manera que se lo ha vuelto un insulto, una verdadera blasfemia y un verdadero culto a satanás y no a Dios.

 Abandona el culto mas tradicional vaciado de amor y cimentado solo en mantener costumbres repetidas una y otra vez como si de una obra teatral se tratara. Abandona el culto mas moderno convertido en un abominable espectáculo circense.

 Abandona El Espíritu el culto personal, otra vez en el mismo sentido, porque las almas han abandonado a Dios, han impedido Su Revelación y se han dedicado a inventar a Dios a su gusto y medida no mirando que ahí no tienen a Dios sino a satanás diciéndoles lo que desean escuchar.

 No es Dios el que abandona, ahí lo están acusando otra vez, es la humanidad la que abandona a Dios, que elige hacer cualquier cosa menos obedecerlo, que quiere prescindir de Él e impedir su Revelación.

Leer:

LA CAÍDA DE LA IGLESIA:

LA CAÍDA DE LA IGLESIA, 2da Parte:


VERDADERA Y FALSA RELIGIÓN:

IGLESIA HIPPIE:

LA RELIGIÓN DE satanás:

EL DESENGAÑO DE LA RELIGIÓN:

LA ESTRELLA DE SEIS PUNTAS:

EL DESENGAÑO DE LA RELIGIÓN:

EL TERCER SECRETO DE FÁTIMA, EXPLICACIÓN:

No hay comentarios:

Publicar un comentario