jueves, 13 de febrero de 2014

ASEMEJÁNDOSE MAS Y MAS AL INFIERNO



ASEMEJÁNDOSE MAS Y MAS AL INFIERNO

 No me voy  cansar de escribirlo, y que quede por los siglos de los siglos, satanás es un cobarde, un maldito miedoso, por ello es que quiere confundirnos, para hacernos creer que los que tenemos miedo somos nosotros.

 Quiere que creamos que tenemos miedo para que, convencidos, nos dejemos dominar, someter, controlar, para que aceptemos su dominio y nos entreguemos a satisfacerlo.

 Nosotros no le tenemos miedo, es él, el maldito cerdo infernal el que tiene que empezar a temblar, porque no le tuvimos, no le tenemos, ni le vamos a tener miedo.

 El miedo es patrimonio suyo, y no nos lo va a endosar, no nos va a obligar a que lo carguemos nosotros, el que esta perdido en tinieblas es él, no nosotros, el que se va a quedar irremediablemente postrado ahí, es él y no nosotros.

 NosotRos, fieles seguidores del Señor, no debemos temer, llegó la hora en la que satanás debe temer, porque no le tememos ni le vamos a temer, porque sus mentiras, trampas, engaños, son siempre vencidos, rebatidos, deshechos, El Señor, Nuestro Guardián, no duerme.

 Tiene miedo satanás porque esta perdido en su propio abismo, en su ser abismal, y porque esta irremediable y eternamente perdido en el abismo eterno, o sea, muerte y mundo del abismo como los menciona el Apocalipsis.

 Se halla en un estado de muerte y se halla postrado en la muerte eterna. Tanto su ser es un infierno, como su lugar de estadía es un infierno.

 El problema es que, con la humanidad en general, ocurre lo mismo, se halla en un estado de muerte y el mismo mundo se ha convertido en un lugar de muerte.

 La tierra debería ser un paraíso para la humanidad, pero la misma humanidad la ha convertido en un antro de perdición, corrupción, putrefacción, un lugar infernal.

 Esto motiva que la humanidad misma esté impregnada de miedo como de humedad que cala hasta los huesos, y para colmo de males, al no haber remedio, la situación continúa agravándose, las almas se degradan, pudren y corrompen mas, y el mundo va de mal en peor asemejándose mas y mas al infierno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario