viernes, 28 de febrero de 2014

Clases de demonios:



Clases de demonios:



Ángeles caídos
del coro de
Son como
1 Tronos Serpientes, víboras y una clase de dragones llamados, ‘grippen’
2 Dominaciones Cangrejos en el mar, alacranes en tierra y langostas en el aire
3 Potestades Huracán, remolino y mulas empacadas, cerradas, tercas
4 Virtudes Agujeros negros en el espacio y sanguijuelas
5 Principados Gatos, aparecen como personas vestidas de traje negro,
a veces con galera y bastón,
arañas gigantes y supersensibles. Tienen súbditos a otros
demonios subordinados-engañados-dominados
6 Arcángeles Duendes, enanitos verdes, se presentan como extraterrestres,
Sapos, ranas, ogros
7 Custodios Gárgolas, murciélagos, vampiros y ratas
8 Querubines Armadillos, cascarudos, cucarachas y langostas de mar
9 Serafines Dragones



CLASES DE DEMONIOS: http://jorgelojost.blogspot.com.ar/2012/09/clases-de-demonios.html

http://jorgelojo12.blogspot.com.ar/2013/10/1257-clases-de-demonios.html

1.- Tronos Caídos:

 1.1. Son como: Serpientes, víboras y esa clase de dragones llamados, ‘grippen’.

 1.2. Tientan con: Soberbia, con la mentira y provocan desconfianza, miedo, preocupación por sí, llevan o arrastran a que las almas se valgan por cuenta propia y no presten atención a Dios. Son los autores del agnosticismo y los causantes porque se lo haya reflotado en estos tiempos, así como de que muchas almas sin declararse sin fe o agnósticas, vivan realmente sin Fe, dudando de Dios, de Su Existencia, Amor, Verdad.

 1.3. Se combaten con La Virtud de: La Fe, que consiste en renunciar a la propia voluntad, queriendo Que Se Haga La Voluntad de Dios, solo ahí se vive realmente al Fe, porque nos desapropiamos y le permitimos al Señor Que El dirija, disponga, mande, ahí lo seguimos en Verdad.

 1.4. Ejemplo Bíblico: Es la serpiente del paraíso.


2.- Dominaciones o Gobiernos Caídos:

 2.1. Son como: Cangrejos en el mar, alacranes en tierra y langostas en el aire.

 2.2. Tientan con: El vicio de la lujuria. También con un constante deseo de dominación, llevan a las almas a querer dominar a otras o a Dios, a querer vencer e imponerse, para sentirse seguras, victoriosas, dueñas. Quieren imponer pertenencia, y son como conquistadores, así las almas tentadas y usadas por estos demonios, se dedican a vencer a otros, dominarlos, someterlos, humillarlos, y encima, a convencerlos de que obran bien dejándose usar o que están participando en una buena causa o son buenas.

 2.3. Se combaten con La Virtud de: la Esperanza, que consiste en dejarse vencer por Dios, abrirle el corazón, recibirlo, permitirle entrar, estar y salir, es decir, que nos lleve al amor, a aceptar y a dar. Consiste en seguirlo en El camino de Su Voluntad Revelada aun cuando todo indique otra cosa, porque se trata de seguir Su Voz, escuchar Su Palabra y dejarse Guiar-conducir por El en medio de las tinieblas, la mentira y el engaño.

 1.4. Ejemplo Bíblico: son los bichos mencionados en Apocalipsis 3, 7.


3.- Potestades, Poderes o Potencias Caídos:

 3.1. Son como: Un huracán, un remolino. También como mulas empacadas, cerradas, tercas.

 3.2. Tientan con: Avaricia. Hacen que las almas se vuelvan completamente sordas y ciegas a la Verdad, que se cierren al amor, que se desesperen y exciten por el oro y el dinero, que siempre se consideren miserables y se la pasen culpando a otras por lo que padecen, por no tener un pasar mejor. Vuelven a las almas cabezas-duras, porque hacen que no quieran entender, terquedad incoherente, no salen de sus ideas-concepciones-suposiciones. Tientan para que las almas se consideren dueñas de sí y de otros, así como de todo, para que sufran por lo que no tienen y no vean lo que tienen, llevándolas a una ambición insaciable, odiosa, rencorosa.

 3.3. Se combaten con La Virtud de: La Caridad, que consiste en darse por completo a Dios, entregándose sin reservas a Su Voluntad, sin querer otra cosa mas que ser un completo don para El, pertenecerle.

 1.4. Ejemplo Bíblico: Es el espíritu sordo y mudo que atormenta al poseso que El Señor Libera.


4.- Virtudes Caídos:

 4.1. Son como: Agujeros negros en el espacio y sanguijuelas.

 4.2. Tientan con: Ira y orgullo, llevando a las almas a una demente presunción, satisfacción en sí, a querer vivir como si Dios no existiera o no importara, pero, a diferencia de los tronos que inspiran soberbia, éstos no tienen miedo, sino que están satisfechos, orgullosos, conformes y plenamente convencidos de que son lo mejor de lo mejor, y así hacen que se sientan-crean las almas a las que tientan, dominan, usan y de las que se sirven para estar presentes en el mundo.

 4.3. Se combaten con La Virtud de: La Prudencia, que consiste en renovar diariamente el Santo Sacrificio de la voluntad, es decir, renunciar a la propia voluntad en algo como sacrificio agradable ofrecido a Dios, para Que Se Haga Su Voluntad en el alma, en la propia vida, en el mundo y en todas las almas. Aceptar la Voluntad de Dios para la propia vida, es abrazar La Santa Cruz. Acá el alma se convierte en fuente de vida, porque permite reunir el Cielo y la tierra, media para Que Venga o Vuelva El Señor.

 1.4. Ejemplo Bíblico: Es el espíritu de la muerte que tenía a la niña a la que El Señor le dijo, “Niña, te lo Orden, Levántante”.


5.- Principados Caídos:

 5.1. Son como: Gatos. También aparecen como personas vestidas de traje negro. Como arañas gigantes y supersensibles. Generalmente, tienen súbditos, otros demonios subordinados-engañados-dominados.

 5.2. Tientan con: Rebeldía, capricho, querer imponerse, mandonear. Inspiran una presuntuosa y vanidosa preocupación por sí. También inspiran miedo a tal punto que las personas reaccionan mintiéndose a sí mismas, fingiendo que no lo tienen y queriendo demostrar que tiene poder, control sobre sí y sobre todos. Son manipuladores. Hacen que las almas caigan víctimas de sí mismas, de sus propias mentiras-delirios, se creen lo inventan y fantasean.

 5.3. Se combaten con La Virtud de: La Fortaleza, que consiste en vencerse a sí mismo, no caer víctima del propio miedo mientras nos entregamos o consagramos constantemente a La Voluntad de Dios. Acá el alma se vuelve víctima del Amor de Dios, y del amor a Dios, obra como reparadora, y esta es la diferencia con la Virtud anterior.

 1.4. Ejemplo Bíblico: Es el espíritu que atormenta al epiléptico.


6.- Arcángeles Caídos:

 6.1. Son como: Duendes, enanitos verdes, se presentan como extraterrestres. También los hay como sapos.

 6.2. Tientan con: Envidia, resentimiento, venganza, división, guerra, pelea, odio, furia, deseo de humillar, vencer, aplastar. Vuelven a las almas arrogantes, pendencieras, sumamente orgullosas.

 6.3. Se combaten con La Virtud de: Justicia, que consiste en querer, orar y colaborar en Que Se Haga La Voluntad de Dios en nuestra vida, en la vida de otros, y en el mundo.

 1.4. Ejemplo Bíblico: beelzabú.


7.- Ángeles Custodios o de la Guarda Caídos:

 7.1. Son como: Gárgolas, murciélagos, vampiros y ratas.

 7.2. Tientan con: Gula, que en el cuerpo es comer como cerdo, en el alma es desesperarse por ser amado, atendido, adorado, llevan a buscar que se nos preste atención. También inspiran celos enfermizos, miedos irracionales, propios de la debilidad y del creciente amor propio. El miedo es dominante en estos demonios y con eso es con lo que tientan a las almas, para que se preocupen demasiado por sí mismas y se vuelvan mas que pesadas, insoportables hablando bien de sí, mal de otros e insistiendo que se las tenga por buenas, pues son los mismos demonios expresándose por medio de ellas, de las que son sus víctimas, las que dominan, a las que se apegan y usan para estar presentes en el mundo.

 7.3. Se combaten con La Virtud de: La Templanza, que consiste en moderar la propia voluntad prefiriendo, eligiendo y queriendo Que Se Haga La Voluntad de Dios.

 1.4. Ejemplo Bíblico: Lucas 22, 3, porque se menciona que satanás entró en judas, dando a entender que el miedo se apoderó de él, esa preocupación por sí mismo desesperante que es el séptimo espíritu caído-demonio.


8.- Querubines Caídos:

 8.1. Son como: Armadillos, cascarudos, cucarachas.

 8.2. Tientan con: Rencor, terquedad y orgullo. Producen dureza en las almas, así como un delirante sentimiento de perfección. También inspiran autodesprecio. Hacen que las almas sean esclavas de sus obras, que se dediquen a cultivar perfección según como la entiendan y que se traten con la severidad propia del que tiene miedo y no se permite siquiera moverse, respirar o no cumplir con lo debido. Son almas severísimas consigo mismas, se odian y odian a todos aunque finjan perfección o espiritualidad, porque han construido imágenes y no vida real, y esto es así porque están anudadas, no han amado, perdonado, renunciado a sí mismas, se desesperan por hacer, ser, parecer movidas por estos demonios que las tientan para que tengan siempre iniciativa y no confíen nunca en Dios, por mas que aparenten y digan hacerlo, se valen en todo por sí, motivo por el cual, Dios n puede entrar, vivir, o le tienen un lugar y un papel acotado.

 8.3. Se combaten con La Virtud de: La Humildad, que consiste en aceptar la Voluntad de Dios.

 1.4. Ejemplo Bíblico: Es el que produjo desordenes mentales por permisión de Dios a aquel que fue a consultar adivinos y que se halla en el antiguo testamento.


9.- Serafines Caídos:

 9.1. Son como: Dragones.

 9.2. Tientan con: orgullo, pero, ese orgullo mentiroso que se finge humilde, pobre y desvalido, que pretende dar lástima y que le tengan pena mientras hablan bien de sí con mucho miedo al desprecio. Suelen provocar depresiones cuando se cuelgan o apoyan en las almas. Provocan un desesperante, ardiente, vehemente deseo de adoración.

 9.3. Se combaten con La Virtud del: Amor, que se manifiesta o expresa en el Perdón.

 1.4. Ejemplo Bíblico: Es satanás, lo encontramos en el Cáp. 12 del Apocalipsis.





Anexo olores de los demonios:

 La soberbia tiene olor a amoníaco. La lujuria tiene olor a chancho. La avaricia tiene olor a grasa animal. La muerte-orgullo o ira tiene olor a tabaco. La pereza tiene olor a orín de gato y a humedad-encierro. La envidia tiene olor a podrido. La gula tiene olor a azufre. El orgullo tiene olor a mono sucio y repugnante. La muerte-tinieblas-nada, tiene olor a algo picante y venenoso, son cenizas.

 Consecuentemente, los demonios podridos en sí mismos y dedicados a propagar cada uno de estos vicios capitales tienen también esos respectivos olores según el coro caído al que pertenecen y es en este orden: tronos, dominaciones, potestades, virtudes, principados, arcángeles, ángeles custodios, querubines y serafines.


No hay comentarios:

Publicar un comentario