miércoles, 12 de febrero de 2014

Y TODAVÍA QUIEREN CONTINUAR CON SUS CAPRICHOS



Y TODAVÍA QUIEREN CONTINUAR CON SUS CAPRICHOS

 Las almas prefieren tener una fantasía antes que verse decepcionadas de sus ambiciones, por ello, corren tras espejismos y se entierran en tinieblas, son llevadas de las narices por el adversario a su eterna perdición.

 Aun viendo, comprendiendo, sabiendo fehacientemente que tienen nada, que se atan a una ilusión, prefieren seguir evadidas de la realidad esforzándose por creer su mentira y llamarla ‘vida’.

 En estos tiempos las almas se aferran a un capricho, no descansan hasta concretarlo y de esta manera son atadas, encadenadas, sujetadas y arrastradas por el adversario, satanás las lleva de las narices a sus horrendos dominios, las tinieblas y hace de ellas lo que quiere.

 Las almas continúan esforzándose por ver-creer la mentira, por apegarse a ilusiones y por seguir evadidas de la realidad, no quieren abrir los ojos, prefieren perderse antes que desengañarse.

 Esto las deja en las garras de satanás, el padre, inventor y maestro de la mentira, las entrega a sus ambiciones y las deja a merced de sus astutas y perversas manipulaciones.

 Les hace creer el adversario que pueden y deben concretar sus ambiciones, que deben dedicarse a satisfacerse a sí mismas, las llena de orgullo, de su veneno infernal, y las almas se empeñan en volverse mas rebeldes y olvidadas de Dios.

 Con el tiempo se convierten en obtusas resentidas odiosas que no hacen ni quieren hacer otra cosa mas que escupir veneno, por ello es que terminan perdiéndose en tinieblas mientras continúan mintiéndose, engañándose y diciéndose que viven sus fantasías en el mundo.

 Son esclavas de esas fantasías y caprichos, no quieren abrir los ojos, no desean comprender, quieren creer que tienen lo que quieren, que han obtenido lo que deseaban, que alcanzaron la satisfacción de un sueño.

 Se encierran, empecinan, endurecen, encaprichan, se vuelven tercas como mulas las almas hoy en día, entonces, se estrellan contra la realidad, pero aun así, quieren continuar llevando adelante sus caprichos y satisfaciendo sus ambiciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario