miércoles, 30 de abril de 2014

CONTEXTO DE LA HISTORIA (V): NUEVO PUEBLO DE DIOS



CONTEXTO DE LA HISTORIA (V): NUEVO PUEBLO DE DIOS

 El pueblo del antiguo testamento mató el Cuerpo del Señor, pero con eso obtuvo lo que quería, impedir la Revelación. El pueblo del nuevo testamento obró peor, mató directamente la Revelación impidiéndola y persiguiéndola, condenándola y apagándola por completo.

 Entre ambos mataron al Señor, su Misterio, su Doble Naturaleza, mataron Cuerpo y Espíritu, cuando se pusieron de acuerdo, dejaron a Dios afuera de la Creación, y esto es a lo que asistimos ahora, es lo que presenciamos.

 Esto provoca que tengamos una creación sin Dios, una abominación de la desolación, un infierno en el mundo, la mas grande ausencia de Dios jamás conocida. Esto es análogo a esas tinieblas que cubrieron el mundo desde las 12:00 Hr mientras pendía agonizante en La Santa Cruz.

 ¿Y ahora?, ahora tenemos el reinado de las tinieblas, padecemos la ausencia de Dios, la abominable desolación y se instaura el gran engaño, estamos prontos al surgimiento de una falsa iglesia común mundial.

 En las religiones no hay salvación sino perdición, no esta Dios sino satanás, entonces, quienes vayan a los templos y practiquen sus rituales sin Dios, estarán adorando a satanás y no a Dios, estarán sirviendo al adversario y no a Dios.

 Esto es muy difícil de aceptar, ver, entender y comprender, por ello es que la mayoría de las almas continuará con su comodidad, irá modificando sus costumbres y aceptando cualquier inmundicia que se les administre en las religiones.

 Esto es lo que motiva que padezcan justamente el gran castigo, o sea, la abominable desolación y terminen siendo esclavas espirituales, muertas sin-Dios llenas de orgullo que presumen de ser reinas, diosas o algo así.

 Notar que hasta en las iglesias se enseña satanismo y se practican cosas propias de la new age y del infernal humanismo. Las almas pusilánimes y orgullosas merecen aorar a satanás y entregarse a la perdición, merecen padecer la abominable desolación, pues eligen ser cobardes costumbristas desamoradas.

 Que consideren las almas que Dios mira personas y ve corazones, o sea, de nada sirve lo que digan y crean que son, nada recomienda ante Dios mas que la verdadera aceptación de Su Revelación, o sea, la real humildad en la que el alma renuncia a sí misma y lo acepta a Él.

 Como sucedió cuando Pasó El Señor por Primera Vez donde lo antiguo quedó anticuado, fue consumado y se dio por terminado, ahora que El Señor Hizo Su Segundo Paso, lo que fue nuevo, también es viejo y sin efecto porque Él lo ha consumado y así quedó terminado.

 Esto significa que:

1.- Ante El Primer Paso del Señor, los que lo aceptaron y recibieron creyendo en Él y siguiéndolo, pasaron a ser su pueblo elegido, y como nuevo, adquirieron nuevas costumbres, hábitos, autoridades, etc.

2.- Significa también que su tiempo se ha consumado, que El Señor Pasó y que no lo recibieron, que no colaboraron en Su Vuelta y que han cometido el mismo pecado quedando condenados a las mismas tinieblas.

3.- Las almas que sí lo recibieron, eligieron y aceptaron, hoy lo deben seguir discerniendo Su Voluntad, porque son éstas las que conforman el nuevo pueblo elegido.

4.- Este nuevo pueblo elegido tiene similares responsabilidades, buscar al Señor, discernir Su Voluntad, recibirlo, obedecerlo, seguirlo y colaborar en hacer de Su Presencia una constante formando así el Reino de Dios, la Presencia Viva de Dios en las almas y en el mundo.

5.- Esa Presencia Viva de Dios Es Espiritual, ese Reino es Espiritual, no es terrenal ni material, pero sí esta en y entre nosotros cuando lo buscamos, recibimos, amamos, obedecemos y le pertenecemos.









CONTEXTO DE LA HISTORIA (IV): EL QUE RECHAZA EL DON DE DIOS, ADQUIERE LA MUERTE ETERNA



CONTEXTO DE LA HISTORIA (IV): EL QUE RECHAZA EL DON DE DIOS, ADQUIERE LA MUERTE ETERNA

 El pueblo del nuevo testamento no se portó mejor que el del antiguo, incurrieron en lo mismo, cometieron Deicidio, y la historia se repitió: Autoridades satanistas desesperadas por reinar en el mundo, preocupadas por su poder, por obtener glorificación en éste, renegaron de la Revelación de Dios.

 Dios Se Reveló, intervino, Pasó, Habló, Obró milagros, hizo todo lo mismo que Su Primera Venida, pero no lo quisieron ver, al contrario, persiguieron las Revelaciones-intervenciones de Dios.

 Esto ocurrió en las innumerables apariciones Marianas donde Ella preparo el terreno cual nuevo San Juan Bautista para El Señor que Pasó después. No quisieron ver esto, no quisieron entenderlo, no reconocieron en ella a la Mujer Vestida de Sol, no hicieron discernimiento de todos los signos.

 Se empeñaron en perseguir las Revelaciones, condenarlas y apagarlas, entonces, se entregaron a satanás y a las tinieblas, quisieron congraciarse con el mundo, mantener privilegios, hacerse adorar.

 Despreciaron el don de Dios, despreciaron la intervención divina, persiguieron otra vez al Santo de Dios y lo echaron, místicamente hicieron lo mismo, lo crucificaron, impidieron su Presencia Viva imponiendo las tinieblas y precipitando el reinado de satanás.

 Las autoridades fueron y son miembros de la masonería, adoran a satanás, practican satanismo, y los cuadros medios e inferiores, se entregan a todas las doctrinas mundanas generosamente prodigadas por satanás que se engloban en la ‘new age’ y el ‘humanismo’.

 El pueblo quedó sin instrucción, sin la debida formación, ignorante, apegado al mundo, cómplice y esclavo de éste, entonces, fácilmente adora a los líderes que son demonios encarnados, pues tiene el espíritu del adversario y no de Dios.

 Como sucedió con el Primer Paso del Señor, también hay restos, almas que han acogido el llamado a conversión, que también han recibido al Señor, y estos son los que pasaron a ser el nuevo pueblo elegido.

 Considerar que con el pueblo del nuevo testamento ocurrió lo mismo que con el del antiguo, fue elegido por Dios para recibir Su Don, Su Revelación, para preparar y propiciar Su Venida, y éste no buscó ni a Dios, ni lo recibió ni colaboró en Su Venida.

 El pueblo del nuevo testamento se dedica al mundo, quiere su lugar, reino, aceptación, reconocimiento en el mundo como el del antiguo, comparte los vicios y aspiraciones, ambiciones y perversiones de satanás.

 Notar la herencia de muerte, de rebeldía, orgullo, amor propio y apego al mundo que se verifica en la historia, y considerar que el que rechaza el Don de Dios, adquiere por herencia el don del adversario, la muerte eterna.

HICIERON LO MISMO QUE LA RELIGIÓN DEL ANTIGUO TESTAMENTO: http://jorgelojo12.blogspot.com.ar/2013/12/1825-hicieron-lo-mismo-que-la-religion.html

CONTEXTO DE LA HISTORIA (III): ¿HAY ALGO MAS MISERABLE?



CONTEXTO DE LA HISTORIA (III): ¿HAY ALGO MAS MISERABLE?

 El pueblo del antiguo testamento cometió el Deicidio, es decir mató a Dios, y lo hizo porque mató a Jesús, El Hijo de Dios Que Es Hombre y Que Es Dios.

 Este pueblo fue elegido por Dios para recibir a su Hijo, mas alta distinción no podía recibir, sin embargo, no comprendió que la elección de Dios era para recibir el mayor Don que Él puede hacer, Su Hijo.

 El pueblo se desvió, amó el mundo, lo prefirió y echó a Dios, y esto se debe a que sus autoridades eran satanistas, ocultistas, kabalistas, habían aprendido el ocultismo en su estadía en las dos fuentes del ocultismo, egipto y babilonia.

 El pueblo guiado por autoridades satanistas despreció al Salvador, unos pocos lo recibieron y lo siguieron. Notar que odiaron a uno de su raza y lo mataron en nombre de Dios, incluso justificándose con la misma Ley que Dios les dio, la misma que El Señor les Reveló.

 En como trataron al Señor demostraron los sentimientos que tenían para con Dios, lo que en sus corazones hacían con Dios, con la Revelación, con la Verdad, con el Amor.

 La Revelación del Señor, de su Doble Naturaleza, fue la causa que los llenó de rabia, furia odio y los asoció a los planes de satanás, pudieron ser instrumentalizados por el adversario porque estaban llenos de orgullo y lo adoraban, porque deseaban reinar en el mundo y satanás se los prometía.

 La Revelación del Señor era para su Salvación, para su conversión, para que saliesen del engaño al que satanás, el príncipe de las tinieblas, los tenía sometidos, pero no quisieron, odiaron a Dios, aborrecieron la Revelación de la Verdad y se plegaron al pecado de satanás.

 Recordar que en el Cielo satanás se rebeló contra Dios ante la Revelación suya del Misterio de la Unión Hipostática, de la doble Naturaleza del Señor.

 Hicieron lo mismo en tierra, renunciaron al lugar predestinado por Dios eligiendo las mentiras de satanás y cayendo en su error, perdiéndose en sus engaños, aspirando a reinar en el mundo cuando podían reinar en el cielo, entonces, comparten la el reinado de satanás que tampoco es en tierra.

 ¿Hay algo mas miserable que dar la vida en el mundo para ganar el infierno?.

CONTEXTO DE LA HISTORIA (I):

CONTEXTO DE LA HISTORIA (II):

QUE APRENDAN DEL PUEBLO DEL ANTIGUO TESTAMENTO



QUE APRENDAN DEL PUEBLO DEL ANTIGUO TESTAMENTO

 Hay almas que hacen gala de una supuesta elección por Dios, que se vanaglorían y pasean por el mundo demandando ser adoradas, tratadas como reinas, diosas, exigiendo ser obedecidas.

 Si alguna vez fueron elegidas por Dios ya no lo son, son repugnantes, abominables, detestables como demonios, lo único que tiene es un delirio de orgullo insoportable y no son mas que desperdicio de humanidad, escoria digna del infierno.

 Son la misma abominación de la desolación, peores que demonios encarnados, repugnante de soberbia y se han convertido en fuentes de orgullo, y por lo tanto, la causa por la que satanás esta en tierra.

 Deberían echar a satanás, pero lo adoran, lo sirven, se le entregan, de manera que han llegado a ser como él, y de ahí que sean repugnantes, abominables, repulsivas, detestables.

 Si Dios elige almas es para que colaboren con Él salvando almas, no para que se hagan ver, reconocer, adorar, servir y obedecer como demonios repugnantes. Se han convertido en cerdas hipócritas que por saciar su ego siempre creciente hacen cualquier cosa, de manera que son instrumentos de satanás.

 Las almas hacen gala de un delirio, de una fantasía, de su soberbia largamente cultivada, pusilanimidad infernal en la que se pudren mientras se revuelcan con demonios a dese ahora, mientras están de paso por el mundo.

 Solo a un idiota puede satanás seducir, engañar y hacerle creer que es dios, pero la verdad es que, o satanás se volvió mas hábil o las almas se han vuelto mas idiotas y cada vez hay mas idiotas dando vueltas también.

 Infelices ególatras solo preocupados por su orgullo se desesperan por ser adorados, vistos, reconocidos, estimados y tomados en cuenta, y para esto dicen haber sido elegidos por Dios.

 Que tomen el mal ejemplo del pueblo del antiguo testamento que también fue elegido por Dios, pero que al no elegir a Dios sino a satanás, se perdió en tinieblas y hoy se encuentra a su servicio exigiendo ser adorado y diciendo que lo merece, desesperándose por someter almas, pueblos, naciones, religiones, etc., para obtener adoración para su ego infernal.

CAUSA PRIMERA DE LA CORRUPCIÓN DE LA HUMANIDAD



CAUSA PRIMERA DE LA CORRUPCIÓN DE LA HUMANIDAD

 Es un maldito resentido satanás, un cerdo envidioso que esta desesperado en su orgullo y amor propio por ser reconocido, por ello es que persigue a las almas queriéndose imponer, buscando la manera de conseguir lo que quiere.

 Odia, aborrece y desprecia a las que aman a Dios y a éstas mas las persigue queriéndoles imponer que no lo amen y que en su lugar lo adoren a él. Esto lo hace por orgullo, amor propio, maldad, celos, porque es un enfermo de odio y resentimiento, un maldito inútil desgraciado bueno para nada.

 Como todo infeliz orgulloso y desesperado por conformarse en su ego insaciable, quiere convencer a otros de su mentira-delirio solo para satisfacer su capricho y saciar su ambición.

 Ahí es donde se vuelve insoportablemente pesado, maldito, despiadado, no perdona, no suelta, no da respiro, no deja pasar la oportunidad para tratar de meterse en la vida de las almas y de intentar someterlas a sus caprichos para saciar sus ambiciones.

 Pero todo esto lo hace porque persigue otra cosa, cuando reúne un grupo de almas cerdas, odiosas, caprichosas, ambiciosas, perversas sucias, inmundas, degeneradas, depravadas, corruptas, abominables, se presenta ante Dios desafiándolo.

 El desafío consiste en dos cosas, primero quiere irritarlo mostrándose con esas almas como si de prostitutas de su harén se tratase, y segundo porque quiere imponerle a Dios que condene a la humanidad restregándole en la cara esas inmundicias de almas dignas del infierno y peores aun que los mismos demonios.

 Comprender acá la razón por la que fermentan en el mundo tantas inmundicias, abominaciones, corrupciones, considerar acá la causa de que todo lo que estuvo siempre mal ahora se imponga como bueno y los cerdos hijos de satanás anden sueltos por el mundo reclamando adoración, aceptación, reconocimiento, igualdad, fraternidad y libertad.

 Reconocer acá la causa primera de la destrucción, corrupción y abominación de la humanidad, de su postración en tinieblas y sometimiento al espíritu de la muerte eterna que asola la creación corrompiendo, destruyendo, asolando, denigrando, estropeando y arrastrando a la perdición eterna.

 Considerar en como se van imponiendo esos grupos sectarios recalcitrantes, orgullosos, resentidos y abominables que son el mismo linaje satánico en el mundo. Considerar como pasan a reinar, y entender que eso sucede porque satanás reina y Dios ha sido olvidado, dejado de lado, pospuesto, desdeñado, despreciado.

LAS ALMAS DECIDEN SU DESTINO ETERNO AHORA



LAS ALMAS DECIDEN SU DESTINO ETERNO AHORA

 Cuando Dios elige a un alma no es para hacerla reinar, adorar, ver, reconocer, admirar, la elige para que colabore en hacerlo reinar a Él en los corazones, para que Su Voluntad Divina sea aceptada por las almas.

 El alma que verdaderamente colabora con Dios renuncia a la voluntad propia para aceptar la Voluntad Divina y es ahí donde verdaderamente ama a Dios, donde se entrega, y donde recibe a Dios mismo posibilitándole al Señor Que Vuelva.

 La actividad primera y principal para el alma verdaderamente elegida por Dios es entregarse a Él, consagrarse, ponerse a su disposición, cosa que solo puede hacer realmente cuando discierne Su Voluntad y lo obedece.

 El alma que es elegida debe responder a la Vocación a la que ha sido llamada por Dios mismo, a esa predestinación, debe discernir la Voluntad Divina diaria y constantemente ajustándose en el camino, ajustando el rumbo, estando permanentemente atenta a Dios.

 Esa alma debe estar mas dispuesta a obedecer a Dios que a hacerse obedecer por Dios o por el prójimo, la Voluntad de Dios es la regla, es lo primero y básico, lo esencial y el verdadero tesoro por el que accede a Dios mismo.

 En esa Voluntad Divina que obedece diaria y constantemente es el mismo Don de Dios, es el tesoro, la perla, el Verdadero Don de Dios en el que Él mismo se esta dando-donando-entregando.

 Ahí es donde entra en la vida, purifica el alma, vuelve al mundo, donde se hace presente realmente, porque en esa Revelación de Su Voluntad, Es El Señor El Que Viene.

 Toda vocación en esencia consiste en esto, en buscar y recibir al Señor para hacer Que Él Venga-Vuelva, si esto no ocurre es hipocresía, servicio al mundo, entrega a satanás y sumisión a las tinieblas, las almas deciden su destino eterno.


REINOS EN LA PERSONA:

Reinos de la persona, influencia de la Santidad:

LAS DOS NATURALEZAS DEL SEÑOR:

PODRÍAN TENER DOS NATURALEZAS:

SUMA SANTIDAD:


VUELTA DEL SEÑOR, FIN DESOLACIÓN:

ÚLTIMA MANIFESTACIÓN MILAGROSA DEL SEÑOR:



La gran tribulación y la Vuelta del Señor:

¿CÓMO VIENE EL SEÑOR A NUESTRA VIDA?:

PENTECOSTÉS SE RENUEVA HOY:

EFECTOS DEL SANTO SACRIFICIO, VUELTA DEL SEÑOR:

ES satanás EL QUE NO PERMITE LA VUELTA DEL SEÑOR:

ES LA HORA QUE DIOS HA ELEGIDO PARA VOLVER:

Revelación pública y privada:

¿Por qué no Vuelve El Señor?

ESA ALMA ES UNA MALDICIÓN (11): POR NO HUMILLARNOS, ETERNAMENTE HUMILLADOS



ESA ALMA ES UNA MALDICIÓN (11): POR NO HUMILLARNOS, ETERNAMENTE HUMILLADOS

 Nuestro orgullo-amor propio no acepta desprecios ni limitaciones, se alza desesperado haciendo escándalo y buscando la manera de obtener adoración o de maltratar al que no le procura satisfacción.

 Como nos dedicamos a cultivar el orgullo y a generar el amor propio, estamos a merced de eso que tenemos, que somos, en lo que nos hemos convertido.

 Es un histérico insoportable, iracundo, irascible, una real abominación nuestro yo-ego-orgullo, pero es lo que somos, en lo que nos convertimos, lo que elegimos ser al no querer obedecer a Dios, al no querer recibirlo y al no querer seguirlo.

 Cuando padecemos una limitación de otra persona, se enfurece, lo siente como gran ofensa, hace escándalo e histérico, clama venganza, odia, aborrece, amenaza, arde de desesperación.

 Ahí es que nos atormenta y hace padecer, eso es lo que sufrimos y no vemos ni comprendemos, eso es lo que nos tiene mal, de mal humor. No comprendiendo tales cosas odiamos a cualquiera, nos enojamos y aborrecemos a quienes creemos culpables del malestar.

 Debemos comprender que culpables somos nosotros por tener semejante podredumbre adentro, los otos al pisotearnos nos la hacen ver, como cuado se pisa una baldosa floja y salpica la podredumbre que esta debajo.

 Si el alma estuviese pura, libre de orgullo, sin el lastre espiritual del amor propio, si no tuviésemos esa inútil preocupación por nosotros mismos, no padeceríamos las ofensas y desprecios como catástrofes, porque no tendríamos ese ego insoportable que nos atormenta y clama venganza haciendo escándalo e histeriqueando cuando es humillado.

 Considerar que la humillación que debemos buscar es la de obedecer a Dios, esa no lo hacemos, entonces, generamos orgullo-amor propio, lo que nos lleva a padecer humillaciones de otros que son exactamente iguales a nosotros.

 Chocamos contra otros que son iguales y los acusamos a ellos de excedidos, viciosos y deformes sin considerar que sus deformaciones, vicios e inmundicias chocan nuestras deformaciones, vicios, perversidades e inmundicias.

 Si buscásemos la humillación real, esa que nos libera del orgullo, la que nos une con Dios al elegirlo y obedecerlo, seríamos libres y las ofensas, desprecios, humillaciones y persecuciones del mundo no harían mella en el alma.

EXPUESTOS CON JUSTICIA A satanás Y SUS CAPRICHOS



EXPUESTOS CON JUSTICIA A satanás Y SUS CAPRICHOS

 Debemos soltar al que se pierde, al que se hunde, al que es precipitado al abismo, nuestro yo-orgullo, debemos dejar de preocuparnos por él, es decir, hay que dejar de preocuparse por sí mismo.

 Con la Venida del Señor el orgullo es incinerado, fulminado, destrozado, por ello es que si nos apegamos a éste o lo defendemos, terminamos destrozados y condenados como los tontos que elegimos ser.

 Dios no nos perjudica, Dios Salva, los infelices apegados al orgullo y delirantes de soberbia somos nosotros que nos apeamos al orgullo que es precipitado al abismo.

 Con la Venida del Señor el adversario, satanás, es condenado al abismo, devuelto a su lugar, y el problema es que, al hallarse su espíritu, él mismo, presente en muchas almas, se las lleva también al abismo eterno.

 Comprender acá la necesidad de librarse del orgullo, de renunciar a toda rebeldía contra Dios, de elegir la Obediencia a Dios, porque al no hacerlo, el alma orgullosa, sucia, impregnada del espíritu del adversario, es condenada con éste.

 Ahí es donde las almas quedan fundidas con satanás y no pueden ni enderezarse, donde se pudren padeciendo la inmunda presencia de satanás que las devora, consume, corroe, carcome.

 El Señor Pasa para hacernos el Bien Verdadero, pero si nos apegamos al mal y a lo malo, es decir, al que es malo y a su espíritu inmundo, nos vamos al infierno con éste porque es lo que elegimos al rechazar a Dios, al elegir continuar con la rebeldía a su Voluntad.

 Dios no nos condena, solos nos condenamos a padecer las tinieblas ya desde ahora, a padecer la presencia del adversario y a sufrir sus caprichos, imposiciones, manipulaciones, etc.

 La pereza espiritual acarrea que el adversario consolide su posición, acreciente su poder, se establezca definitivamente en el alma y pase a disponer a su gusto y ambición, según sus intereses y perversos planes para la humanidad.

 Esa abominable indiferencia hacia Dios es la que provoca que quedemos expuestos con justicia a satanás y sus caprichos.

NECESIDAD DE PERSEVERAR PARA PODER SER LIBERADO



NECESIDAD DE PERSEVERAR PARA PODER SER LIBERADO

 Por la rebeldía esta apegado el adversario al alma, cuado rengamos de la Voluntad de Dios, satanás esta presente en nosotros porque la rebeldía es su espíritu. Ahí es que tira hacia abajo para apartarnos mas de Dios, es decir, provoca mas rebeldía, inspira mas oposición, mas renegar y prescindir de Él.

 Quiere imponernos su voluntad, quiere imponernos que reneguemos de Dios, y para eso nos infunde o transfunde su miedo y desconfianza a Dios, queriéndonos convencer de que es justo y debido rechazarlo, repudiarlo, renegar de Él, oponernos a Su Voluntad.

 No lo presenta ni lo ofrece como rebeldía a Dios abiertamente salvo que el alma odie a Dios realmente, lo vende o impone como miedo, preocupación por sí, como que es justo pensar en sí mismo, preocuparse, dedicarse a hacerse amar, aceptar, adorar, servir, obedecer, etc.

 De mil maneras va a tratar de evitar que nos acerquemos a Dios porque ahí es donde pierde el control, y además, porque siente miedo, y siente miedo porque se ve a él mismo a la Luz de Dios.

 Viéndose a él mismo, teme ser descubierto, y teme bien, pues al acercarnos a Dios, Dios mismo comienza a hacernos el bien, y el principio de todo bien es echar al adversario.

 Si permanecemos en tinieblas no notamos la presencia del adversario, ahí reina él, puede disfrazarse, ocultare, etc., pero si hacemos un esfuerzo por vencer sus engaños e intimidaciones, podemos acercarnos a Dios para que nos Haga El Bien Verdadero.

 Una trampa común de estos tiempos es desviar sutilmente a las almas inclinándolas a que adoren a una persona o institución y de esta manera, dejen de adorar a Dios, de prestarle atención, y por supuesto, de obedecerlo.

 Esto puede hacerlo fácilmente porque las almas se adoran a si mismas, se miran con pena, lástima, compasión y se alzan orgullosas mintiéndose, adorándose y dedicándose a hacerse adorar.

 Por supuesto que influenciadas por el adversario las almas cuando se ven a sí mismas reniegan de Dios, huyen, se mienten y engañan, pero también es verdad que pueden rechazar al adversario y hacer un esfuerzo por perseverar delante de Dios.

 Perseverar delante de Dios significa seguir firmes en el camino mientras somos purificados por Él y mientras somos liberados de las cadenas, ataduras, ganchos, sogas, etc., que nos puso el adversario.

martes, 29 de abril de 2014

ESA ALMA ES UNA MALDICIÓN (9): CONTINUAMOS PERMITIÉNDOLE QUE DETERMINE NUESTRA VIDA



ESA ALMA ES UNA MALDICIÓN (9): CONTINUAMOS PERMITIÉNDOLE QUE DETERMINE NUESTRA VIDA

 Debido a la herencia de muerte, al pecado original, a esa separación inicial de Dios, quedamos expuestos a satanás que aprovecha a ligarse-apegarse al alma. Verdaderamente el adversario se adhiere o cuelga al alma, y lo hace para succionarnos vida, devorarnos vivos.

 Esto lo hace porque así se alivia de sus tormentos, porque así es como se e lleno en su vacío, y también porque así se asegura el hundirnos, el arrastrarnos a las tinieblas eternas.

 No podemos ni caminar derecho al tener colgado al adversario, primero por su peso y segundo porque nos debilita al robarnos vida y privarnos de vitalidad.

 Considerar que también ahí es donde nos va transformando en demonios, donde va produciendo el avance de la muerte eterna en el alma porque la va destruyendo y dejando en ruinas como los políticos a las naciones.

 Estas cuestiones no se consideran normalmente, no se toman en cuenta, lo que provoca que tampoco se remedien, entonces, las almas por mas que digan amar a Dios y querer seguirlo o servirlo, no pueden llegar a hacerlo verdaderamente.

 Obran limitadamente en su buena intención, y desde adentro, el adversario infiltrado, obra en contra, se opone, obstaculiza, hace una guerra interna queriendo imponer su voluntad y desviando de Dios.

 Apegado al alma va manipulándola, imponiéndole su voluntad, haciéndola hacer o no hacer, y lógicamente, siempre para que continúe siendo esclava, incluso cuando cree servir a Dios y seguir al Señor.

 Solo se lo puede vencer y cortar esta dependencia y sumisión, real esclavitud espiritual, haciendo un esfuerzo por buscar la Voluntad de Dios y un sacrificio para seguirla, para seguirlo obedeciéndolo en Su Voluntad.

 Ahí es donde se elimina o purga el pecado original que es rebeldía y donde el adversario es echado porque no tiene forma de aferrarse al alma. Comprender que si persistimos en rebeldía, seguimos otorgándole poder al adversario para que se meta en nuestra vida y la determine.


MUERTE ETERNA, ESA ALMA ES UNA MALDICIÓN (1):

MUERTE ETERNA, ESA ALMA ES UNA MALDICIÓN (2):

ESA ALMA ES UNA MALDICIÓN (3):

ESA ALMA ES UNA MALDICIÓN (4):

ESA ALMA ES UNA MALDICIÓN (5): ES UNA SACERDOTISA SATÁNICA:

ESA ALMA ES UNA MALDICIÓN (6):

ESA ALMA ES UNA MALDICIÓN (7):

ESA ALMA ES UNA MALDICIÓN (8):

ESA ALMA ES UNA MALDICIÓN (9):

Un abismo caminante:

Una lamentable narcisista:

Una inútil violenta:

BATALLAS ESPIRITUALES EN LA HISTORIA



BATALLAS ESPIRITUALES EN LA HISTORIA

 Desesperado por ser adorado el adversario, satanás, hizo caer en el principio a toda la humanidad, concretó su enferma y demencial venganza caprichosa contra Dios, su injusticia.

 Es un maldito orgulloso resentido que se desespera por ser adorado y que aborrece cuando es despreciado. Debería comprender el infeliz que si es despreciado y no consigue ser adorado esa conociendo la Verdad, pero no lo entiende, es un cerdo caprichoso obtuso y totalmente perdido en sus delirios.

 Intervino El Señor, realizó la obra de la Salvación y Redención, fue formando en medio de la humanidad y a través de la historia su pueblo con los que lo fueron aceptando, eligiendo, prefiriendo, obedeciendo, siguiendo.

 Luego prácticamente el adversario deshizo o neutralizó ésta obra y logró casi exterminar a los verdaderos hijos de Dios, a los verdaderos seguidores del Señor.

 Son varias batallas espirituales que se sucedieron en el tiempo: A grandes rasgos la primera donde el adversario obtiene la victoria y consigue a caída de la humanidad, eso que conocemos como “Pecado original”, y luego la segunda ocurrida en El Primer Paso del Señor por el mundo, donde Él obtuvo la victoria y la fue perpetuando en el tiempo, consolidando y extendiendo.

 Pero el adversario no dejó de intervenir y comenzó a cosechar victorias hasta llegar a estos tiempos donde su victoria mundana es total, logró anular prácticamente la Presencia de Dios porque obtuvo que Dios no sea adorado, obedecido y escuchado ni siquiera en la religión.

 Quedan restos, resistencias, fidelidades reales al Señor, pero perdidas y aisladas en el mundo, para satanás no son de importancia, y mucho menos en su arrogancia y en su disfrute de la victoria generalizada.

 Hoy en día se celebra en el vaticano la anulación de la Revelación, se celebra un ritual satánico, ya Dios no puede intervenir ni en lo que fue su iglesia, porque al no requerirse los milagros como confirmación Divina para la canonización, lo que consiguió el adversario es acallar a Dios, impedir la Revelación, echar a Dios de la iglesia e instaurarse él como dios, señor y dictador.

CONTEXTO DE LA HISTORIA:

Canonización sin milagros, sin confirmación Divina (I):

Canonización sin milagros, sin confirmación Divina (II):


satanás, UNA DERROTA EJEMPLAR:

satanás, preguntas y respuestas:

CÓMO VENCER A satanás:


LOS MISTERIOS DE satanás, SIETE REFLEXIONES (II):

La verdad sobre satanás y los suyos (I):

La verdad sobre satanás y los suyos (II):

La verdad sobre satanás y los suyos (III):

La verdad sobre satanás y los suyos (IV):

La verdad sobre satanás y los suyos (V):

AVANZA EL MALDITO ENVIDIOSO DE satanás:

LA CAÍDA DE satán:

ES LA HORA DEL COMBATE FINAL POR LA SALVACIÓN



ES LA HORA DEL COMBATE FINAL POR LA SALVACIÓN

  Esta desesperado satanás por lograr ser adorado, arde deseo y se consume en su desesperación infernal, incluso puede decirse que esta excitado porque esta a punto de obtener la adoración mundial.

 Es un cerdo celoso preocupado por él mismo, se adoró dese el principio, se inclinó en sí mismo abismándose y encerrándose, no quiso salir del abismo de su egolatría, no aceptó los remedios dados por Dios.

 Se empecinó en adorarse y se convenció de que debía ser adorado, por ello es que odió a Dios cuando le Reveló como a todos los Ángeles el misterio de la Unión Hipostática, porque ahí comprendió dos cosas.

 Lo primero que comprendió es que él no sería adorado, y lo segundo es que debía adorar a Dios unido a la humanidad, a Jesús Dios y Hombre, dos Naturalezas, Humana Perfecta y Divina Perfecta.

 Enervado, enfermo de rabia, furioso como prostituta despreciada se creyó habilitado para odiar a Dios y aborrecer sus obras, entonces, en su demencia de orgullo y soberbia, juró venganza.

 Una incoherencia total, él se decía despreciado por Dios, pero Dios Es la Verdad y no hizo mas que ofrecerle el remedio a su enfermedad, al orgullo que en su interior gestó.

 No quiso entender como todo caprichoso, ambicioso, orgulloso, histérico y desesperado de egolatría narcisista, no quiso entender que él estaba equivocado y no Dios.

 Se alzó, se rebeló, tentó a otros ángeles y los sumó a su causa. Se opuso, desafió a Dios y enfrentó el Ejército Angélico Divino, a los Ángeles Buenos. Por supuesto que perdió, que acabó cayendo por su peso y también fue echado del Cielo como correspondía.

 Condenado al infierno que eligió no desistió de sus caprichos, ambiciones, perversiones, al contrario, se convenció aun mas de que le era debido, entonces, tentó a la humanidad y se decidió a presentar a Dios una nueva batalla.

 En este combate espiritual nos vemos envueltos, en estos tiempos se libra una batalla espiritual importantísima y determinante en la historia de la humanidad, definitivamente quiere el adversario seducir, engañar y perder a todas las almas, es el combate final.

satanás, UNA DERROTA EJEMPLAR:

satanás, preguntas y respuestas:

CÓMO VENCER A satanás:

LA CAÍDA DE satán: